Antena en Canto Hastial


Canto Hastial es un monte de la Sierra de Hoyo, y en él se encuentra la línea límite que hay entre Collado Villalba y Moralzarzal, teniendo el llamado Pico del Águila, peña que sobre todo por la parte del sur asemeja a esa rapaz.

Un día que me fui hasta ese monte, Canto Hastial, que concretamente fue el viernes día 13 de junio de 2008, y al llegar a la cima, cuál sería mi asombro, que me quedé sorprendido ante lo que tenía frente a mis ojos, una hormigonera y sacos de arena, grava y cemento, un par de carretillas, un contenedor depósito de agua y una base de hormigón de 5x5 metros, que todavía estaba húmedo.
Me quedé sorprendido al ver esas cosas en el lugar donde estaban, pues habían de haber sido trasportados hasta allí arriba con un helicóptero, ya que no hay camino forestal para ser llevados por un camión, quizás con un todoterreno, pero eran bultos de unas dimensiones que me parece que no podían llevarse con un todoterreno, y sobre todo por el peso, pues el contenedor depósito de agua de 1.000 litros no se maneja con facilidad, y la hormigonera tampoco.




Intrigado por el hallazgo, decidí volver a los quince días para ver el desarrollo de la obra que estaba iniciada, y el día primero de julio siguiente, volví para ver cómo iba el asunto, y vi que la base de hormigón ya no tenía los tablones usados para contener la masa para hacerlo y estaba marcada con pintura roja haciendo un entramado como para delimitar compartimentos, y alrededor había echado hormigón en ciertos puntos que indicaban que en ellos iban a clavar tubos para rodear lo que hicieran en la base, viéndose en la foto que sigue lo que acabo de decir.



También vi argollas clavadas en las rocas que daban la sensación de servir de amarres para sujetar algo a ellas, y en la parte superior de una roca nativa cercana y de altitud superior a las demás que la circundaban (era la cima de Canto Hastial) estaba hecha de hormigón una base triangular que contenía tres piezas metálicas formando un triángulo y con un hueco interior y rosca exterior, que me dio la impresión de que iban a servir para sujetar a ella alguna pieza.

Y eso es lo que vi ese día 1 de julio siguiente de 2008, mostrándose seguidamente la base triangular con las tres piezas metálicas con rosca.



Me fui y para ver qué se había hecho desde ese día, y volví el 18 del mismo mes de julio, viendo que ya se habían colocado adosadas dos casetas prefabricadas de hormigón, rodeadas con una valla metálica para protección, con su puerta correspondiente cada una, y de una de ellas salía un tubo de vinilo de color verde que se dirigía hasta le roca nativa antedicha con la base triangular de hormigón y las tres piezas con rosca. Además había cinco tramos metálicos tumbados cerca de las casetas, que se componían de tres varas metálicas unidas entre ellas por unos nervios más delgados que las varas, tres de ellas pintadas en rojo y los otros dos de blanco, y uno de los tramos rojos terminaba en punta. También había una vara metálica de color rojo y de la misma longitud que los tramos antedichos y un tubo hueco de color gris de igual longitud.
El tubo hueco parece que contenía una antena, pues en él había pegadas unas etiquetas en los tapones que los cerraba en los cuales que se podía leer antena MAXRAD, type WDTC70, freq. 73 - 80 Mhz, un número de serie y "Made in Russia"", y en otras etiquetas pegadas en el lateral del tubo ponía un número de pedido, cantidad 1, el material que decía ANTENA BASE WDTC-70, y debajo de esto 68 - 78 MHZ, y otra información como número de serie y de albarán, además de la fecha de recepción : 11-09-2006, y el nombre de la empresa TELTRONIC, firma que tiene gran experiencia en el diseño, fabricación y despliegue de sistemas de radio profesional para sectores trascendentes como la seguridad pública, sistemas de transporte e instalaciones industriales.

Me fui cerca de las diez de la mañana y volví pasados diez días, el 29 de julio, y a las 8 y media ya estaba viendo lo que había. Los tres tramos de lo que iba a ser la antena, estaban donde los había visto el día 18, pero había unos sacos fuertes con varias baterías.
Di un paseo de una hora, más o menos, por la zona y volví, viendo que había un todoterreno marca NISSAN en un cortafuegos cercano, y tres placas solares al lado de las casetas, además de equipos de transmisión y alguna batería que habían sacado del saco.
Uno de los equipos de transmisión se veía que era de la casa Teltronic, y consistía en un Repetidor modelo RP-306 con conexión para micro, y otro era un módulo de control junto con un módulo receptor, un módulo transmisor modelo TR-1000 y un módulo de potencia, también de la casa Teltronic. Y vi las baterías de origen alemán, marca HOPPECKE, baterías de 2 voltios que estaban al aire, pero dentro de sus cajas, y también vi a operarios trabajando en la obra, y seguidamente se muestra este último equipo dicho, de los tres módulos.



Vi a uno de los operarios subido encima de las casetas de hormigón que manejaba uno de los cinco tramos metálicos triangulares, este de color blanco, y cercanos había dos todoterreno NISSAN, que tenían pegado en la puerta un papel donde se podía leer :
CONSEJERIA DE MEDIO AMBIENTE Y ORDENACION DEL TERRITORIO
de la Comunidad de Madrid y con la banderita de las siete estrellas sobre fondo rojo, de la Comunidad.

Vi también varias cajas de herramientas que habían dejado próximas a los coches, y cerca de las 11 de la mañana me fui de vuelta a casa.

Volví el sábado día 8 de agosto, y a las nueve de la mañana vi que habían izado los cinco tramos metálicos formando una torreta, los dos pintados de blanco y los tres rojos y también habían puesto la antena sujeta al último tramo, con la conexión hecha que bajaba por la torreta de los cinco tramos hasta las casetas donde tenían los equipos de transmisión, además de un faro para luz roja de advertencia y emergencia sujeta a la torreta en el último tramo donde se inicia la parte que se va reduciendo para acabar en punta.
Entre el primer y segundo tramo de la torreta había un faro par dar luz blanca, y además de la antena bipolar para comunicación omnidireccional, había otra antena orientada hacia El Escorial, que era de la marca LAMBDA ANTENAS del tipo direccional, modelo BY70-5G, de gama de frecuencias de 410-430 Mhz, con fecha de fabricación el 11-04-2007 y cables de acero que servían de vientos para amarre de la torreta a las argollas clavadas en las rocas, formando una tripleta, y que el más corto iba al tramo segundo de la torreta, empezando desde abajo, otro que iba al tramo tercero y otro más largo que iba sujeto a las argollas del suelo y al tramo quinto de la torreta, así que había 9 cables haciendo de vientos para sujetar la torreta.
Sobre las casetas había tres paneles solares de la marca francesa PHOTOWATT, del modelo PW6-123 de 12 voltios de voltaje nominal, y con 123 vatios de potencia de pico máxima, ya conectados y con el cable que entraba en una de las casetas, las cuales se pueden ver en la foto que muestro a continuación.



Así que ese día me fui del lugar a las 10:30 h. de la mañana después de haber contemplando todo lo dicho, pero volví el lunes día 5 de octubre, y a las 10 de la mañana ya estaba viendo de nuevo la obra de montaje de la antena con que estaban dotando la cima de Canto Hastial, y vi la obra acabada, con los carteles que anunciaban que aquello era propiedad de la Comunidad de Madrid, bajo la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, y formando parte de la Red de Comunicaciones para la Defensa Frente a los Incendios Forestales, dependiente de la Dirección General del Medio Natural.
Hice las últimas fotos de la obra que se había hecho en esa zona, y me quedé satisfecho de haber contemplado el resultado de los trabajos que realizó la Comunidad de Madrid para vigilar y proteger la Naturaleza, trabajos realizados en nuestro término de Moralzarzal, haciéndome caminar hasta los 1347 m. de altitud para observar esa labor hecha, como se ve en la foto que seguidamente expongo.



Vista general de la obra acabada de la antena de Canto Hastial.
Espero que los gamberros respeten esa construcción, pues los paneles solares son objetivo de aquellos que gustan de destruir por destruir las obra ajenas, y me he enterado que los han roto a pedradas, aunque ya han sido repuestos los tres módulos con uno único de la casa SACLIMA de 72 células fotovoltáicas, empresa de la población valenciana de Alaquàs.


2006 - Antonio López Hurtado