Cantería de antaño


En la página de este sitio web correspondiente al oficio de la cantería, en su apartado de los labrantes, se ha hecho un recordatorio de ese empleo ejercido en el pueblo, según lo visto en el Catastro del Marqués de la Ensenada, que nos da información de ese trabajo en 1752, pero vamos a recordar datos relativos a ese oficio ejercido por vecinos de Moralzarzal en tiempos anteriores, como es el siglo XVII, con lo que expongo en las líneas que siguen, es decir, que vamos a ver los primeros canteros de los que hay referencia escrita desde hace mucho tiempo.

La cantería se entiende, como dice el diccionario de la Real Academia de la Lengua, como "arte de labrar las piedras para las construcciones", y hay otra acepción que es la "obra hecha de piedra labrada", siendo labrar el rebajar una materia reduciéndola el estado o forma conveniente para usarla, cosa que hacían los labrantes o picapedreros.
Generalmente se les llama canteros a todos los que trabajan con la piedra, bien sea que se dediquen a la construcción de edificios, muros o a adoquinar, a labrar la piedra o a sacarla de las canteras y aquí en el pueblo hubo durante bastantes años gentes que se dedicaron a esos tipos de trabajos dedicando este apartado a canteros en general, pero viéndolo desde la perpectiva del siglo XVII.

Los primeros documentos en los que nos podemos apoyar para escribir sobre la existencia antiguamente de canteros en nuestro pueblo, son actas del siglo XVII que se hallan en el Archivo municipal, y de 1610 hay una que trata del primer cantero del que se tiene constancia escrita, y parte del acta en que se ve lo tratado y el nombre del cantero se expone a continuación.



Y en el acta, que empieza dando la fecha y los nombres de vecinos presentes, se puede leer :
En el lugar del moral a veinte ε siete dias del mes de henero de mill ε seisšientos ε diez años estando en qo puo a campana tañida segun lo tienen de costunbre Miguel εsteban ε Juan Torres allds del dho lugar ε Eugenio martin procurador ε barme gomez Juan gonšalez frano Martin Juan garšia Miguel collado Juan escriuano Juan garcia antonio rrobledo ε otros vezinos del dho lugar εn este qo se hizo ε acordo lo siguie, y lo siguiente se expone en la foto del documento que se ha mostrado aquí arriba.
Que dice : "
En este qo se acordo Que atento que domingo de Zerzedo Maestro de canteria Mahiere bueyes ε Carretas para llebar la piedra que tiene obligon de llebar A madrid ε no paga lo que es conviniente acordose que se baya a rresponder Al mdo ante el Señor Corregidor de la uilla de madrid".
Bien claro se ve que si el maestro cantero no pagaba lo convenido a sus canteros, se le denunciaría al Corregidor de Madrid, pero en el acta se ve que se siguió tratando otros asuntos que interesaban al pueblo, y antes veamos más datos.

En el acta se ve el nombre del maestro cantero, Domingo de Zerzedo, siendo el primer cantero del que hay noticia escrita, y aparece la palabra "Mahiere", que según el diccionario de la Real Academia, maherir es : "Señalar, buscar, prevenir", y el maestro cantero busca y escoge carretas y bueyes de los vecinos.

Parece ser que Domingo Cercedo persistía en su actitud, pues en otra acta de tres años después, se vuelve a tratar el tema de que no pagaba lo suficiente, y el acta empieza diciendo la fecha y los que presidían la reunión del Concejo, y está escrito así :
En el lugar del moral en veynte y dos dias del mes de setienbre de mill y seyzientos y trece años este dia estando en qo publico Eugenio min y sebastian min alcaldes del lugar y con ellos Juo gara y miguel esteban alo lopez pedro mingo Juo garcia el mošo ..., y va diciendo los nombres de otros vecinos presentes, y sigue con y otros muchos Vos y ansi juntos sepan que por quanto domingo ceršedo tiene sin pagar en el lugar y en los demas mahiriendo carretas y bueyes para llebar al palašio de la villa de mad y se recibe mucho agrabio en el prešio de llebar la dicha piedra ... ya ha dicho el nombre del cantero que estafa a los vecinos, siguiendo con cada Vo que tengan bueyes y esten para yr a la villa de madrid al señor correxidor que mande pagar a todos los prezios de piedra que cada uno cargare en su carreta y lo que merešiere y den memoria al señor correxidor y a quien fuere nešesario y esto se acordo = firmaron los que supieron
y se ven las firmas de varios vecinos presentes en el acto, entre ellos Eugenio Martín, Bartolomé Gómez, Pedro Mingo y Miguel Esteban.

Ya se está de acuerdo en ir a Madrid a ver al Corregidor, si Domingo persistía en su postura, y se muestra a continuación la parte primera del acta en la que se dicen los nombres de los alcaldes Eugenio Martín y Sebastián Martín, junto con varios de los presentes a la reunión del Concejo y el nombre del maestro cantero Domingo Cercedo, y este acta corresponde a la reunión mantenida por el Concejo en 1613.



El acuerdo para ir a Madrid a ver al Corregidor ya está tomado, y han sido dos actas de sesiones celebradas con tres años de diferencia las que nos dicen eso.

Hay otra acta en la que se ve el nombre de ese maestro de canteros, Domingo Zercedo o Cercedo, que trata del "Poder del Concejo a Juan Lozano y Gonzalo Fris para ... ", y en el documento no se ve más al estar roto y falto de esa parte del folio. Se empieza como todas las actas sobre cartas de poder :
Sepan quantos esta carta de poder vieren como nos εl qo Alcaldes ε vecinos del lugar Del moral juron De la uilla De manšanares estando como εstamos juntos en nro qo a boz De campana tañida segun que lo abemos de uso ε costunbre De nos juntar para las cossas tocantes ε pertenešientes al dicho dho qo estando presentes εl Sebastian mˆn ε Ugenio mmˆn alldes εn el dho lugar ε Juan herranz procurador general εn el dho lugar ε Asenxo martín ε Barme Gomez ε Juan goz ε diego martin Anton εsteban Pedro rruuio llorente la parra Juan esteban de la parra Alonso yzquierdo Juan herranz εl uiejo todos vezinos Deste lugar del moral por nos mismos y en boz ε en nombre de todos los demas vezinos de este dho lugar Moral questan ausentes por los quales a mayor abundamio prestamos caušion de rato y grato ...", siguiendo con razonamientos y expresiones de tipo jurídico, hasta llegar a decir a quién se da poder, podemos ε debemos dar ε otorgar ε de dro mas puede ε debe ualer a Martin prešiado procurador de causas del mno de la uilla de madrid ε a Juan Muñoz cruzado vezino deste dho lugar ε a Pedro Agudo vezino ε alld εn el lugar de collado Villalua ε a Bartme Lopez alld ε Sebastian Lopez procurador Del lugar de Bezerril ε a Juan Lošano alld ε Gonšalo Fris procurador general del lugar de Zerzeda ε A cada Vno ε qualquiera de ellos por si ynsolidum con poder de Sostituir ε con aprobašion ε rratificacion ...
y sigue con más términos jurídicos hasta llegar a decir lo siguiente :
ε ante otras cualesquiera jueces ε justišias de su Maged que de ello puedan ε deban conocer ε pedir ε suplicar demanden Remediar los agrauios que a este lugar ε vezinos Del haze domingo de cerzedo A cuyo cargo esta εl sacar y llebar la piedra que se lleba de las canteras de estos lugares para la obra del rreal palacio de la uilla de Madrid por no pagarles lo que justamente merešen por llebar con sus bueyes ε carretas la piedra que se lleva para las obras del dicho rreal palacio ε maherimientos que sobre ello se les hazen pidiendo se pague lo que justamente merešen conforme a la costumbre antigua Destos lugares ε lo que se suele ε acostumbra pagar ε asi mismo pedir que se nombren medidores que midan la dha piedra justamente ε que se deshagan todos ε cualesquiera agrauios que por el dho domingo šerzedo se nos hicieren ...
siguiendo el texto con expresiones de tipo jurídico, hasta que se ven los nombres de las personas a las que se da poder :
ε asi mismo Damos y otorgamos a los dhos Martin prešiado ε Juan Muñoz Cruzado ε pedro agudo ε barme Lopez y Sebastian Lopez ε Juan lošano ε go fris y en cada uno ε qualquier dellos ynsolidun con poder de jurar ε sostituir un procurador dos o mas ε los rebocar ε con todas sus ynšidenšias ε dependencias anexidades ε conexidades ε con libre ε general administrazon ε relebacion εn forma ε para auer por firme este poder ε lo que en virtud del fuere ffo obligos los bienes propios y rrentas de este qo auidos ε por auer εn testimonio de lo qual otorgos esta carta de poder ante el presente escrio ε tos yuso scritos
Que fue ffa e otorgada en el lugar del moral A Seis dias del mes De otubre de mill ε seisšientos ε treze años estando presentes por testigos εl lišdo Juan Martinez cura propio deste dho lugar ε Juan Montero ε alonso millan vezinos del dho lugar ε los otorgantes que sauian firmar lo firmaron de sus nombres ε por los demas que no sauian a su rruego lo firmo un to yo εl presente escrio doy fe que conozco a los otorgantes -
.
Y siguen las firmas de unas cuantas personas, distinguiéndose las de Eugenio Martín, Diego Martín, Asenjo Martín, Sebastián Martín, Alonso Millán, y la del escribano Sebastián Martínez.

La situación sigue igual, no pagaba lo que debía pagar a sus contratados, y deciden acudir al Corregidor de Madrid si persistía en esa postura, y en la reunión se ve que había personas de pueblo cercanos a Moral, formando la Comisión para ir al Corregidor por Juan Muñoz Cruzado por Moral, Pedro Agudo alcalde de Collado Villalba, Bartolomé López alcalde de Becerril, Sebastián López procurador de Becerril y por Cerceda estaban el alcalde Luan Lozano y el procurador Gonzalo Fris.

La parte del acta donde dice que Domingo de Cercedo tiene a su cargo sacar y llevar la piedra a la obra del Real palacio de Madrid se muestra seguidamente.



Como se ha visto, los asistentes a la reunión del Concejo acuerdan se nombren expertos medidores para evaluar las piedras enviadas al palacio Real de Madrid con el fin de determinar su valor y que se les abone lo que corresponda en justicia
ε que se deshagan todos ε cualesquiera agrauios que por el dho domingo šerzedo se nos hicieren.
Es decir, que ya tenemos un maestro cantero en nuestro pueblo del que se da constancia en actas de 1610 y 1613, y que según se ve era una persona que dentro del gremio se encargaba de buscar trabajo a los canteros y esa figura se ha conocido dentro del mundo de la cantería como un rematante, cometido que en la época moderna lo desempeñaron muchos maestros canteros del Moral.

Hay un documento del acta de la sesión celebrada por el Concejo el día 20 de mayo de 1614 presidida por el alcalde Juan Mu˝oz Cruzado y el procurador general Bartolomé Gómez, en el que constan varios temas tratados, como la subasta de la herrería en la que pujó el vecino Juan de Matias diciendo los precios y condiciones que pondría para el año siguiente, el precio a pagar por meter bueyes en la dehesa, y se llegó al tema que va titulado "Acuerdo sobre el maherimiento de la cal", en que se dice que había venido un alguacil a maherir carretas para llevar cal para la obra del monasterio de El Pardo, con un mandamiento del señor alcalde Aguilera "
ε porque este lugar va a seruir ε llebar piedras con sus carretas a la obra del rreal palašio de la uilla de madrid para donde sean maherido ε se mahieren todos los vezinos del pueblo que sobre esto se haga diligenšia por parte deste qo εn yr a rresponder al mandamio Del señor alld aguilera para excusar εl meherimiento De la cal o que se les quite εl un maherimio o el otro ε el procurador vaya a hazer diligenšias sobre ello ε ansi acordaron tos los dhos y lo firmaron los que sauian, viéndose al final las firmas de Bartolomé Gómez, Asenjo Martín, Miguel Esteban y la del escribano Sebastián Martínez.

Y como hemos visto, se pretendía que nuestro pueblo llevase cal a El Pardo y piedra al palacio Real de Madrid, pero los vecinos querían que se hiciera una cosa o la otra, para lo cual pidieron que fuera el procurador a negociarlo, y aquí no se mencionan canteros.

Otro documento con información interesante sobre la cantería lo vemos en el acta correspondiente al "
qo del dia de Sancto Andres"" según se muestra a continuación.
En el lugar del moral Al Postrero dia del mes de nouiembre de mill ε seisšientos ε catorze años εn Presencia de mi εl presente scriuano se juntaron εn qo puo A campana tañida segun lo tienen De Uso ε costumbre de se juntar Juan Muñoz Cruzado ε Juan crespo allds εn el dho lugar ε Barme gomez procurador genl del dho lugar ε Asenxo Martin ε Franco herranz εl uiejo Juan mingo Melchor Montero Franco Rubio llorente la parra Juan esteban εl mošo Pedro martin εl mošo Juan goz Alonso Torres Sebastian Martin pablo Martin diego mmˆn ε tros vezinos del dho lugar y estando en el dho qo se hizo lo siguie.
Se hizo el remate de la meseguería, y el Concejo dijo que se tomen tierras, y :
Otro si se Acordo en este qo que se tomen traslado De las comisiones que traen los alguaziles que bienen a maherir carretas para llebar piedra a madrid ε los dhos traslados se enuien a su εXa para que lo hagan rremediar ε asi se acordo en este dho qo siendo tos Pedro Sebastian y Franco Serrano vezinos del dho lugar ε firmaron lo los que sauian firmar. Viéndose las firmas de Bartolomé Gómez, la de otro vecino y la del escribano Sebastián Martínez.
Y como se ve, se acuerda que se tome en cuenta el encargo dado por los alguaciles para llevar piedra a Madrid en las carretas del pueblo.

En otro documento del siglo XVII, tratando de la carta de poder que se dio a dos vecinos del pueblo para actuar en un pleito, vemos el nombre de otro cantero de Moralzarzal, y es el documento encabezado como "Poder que dio el Concejo para el pleito de Juan GarcÝa a Baltasar de San Pedro y Miguel Ruiz", pero veamos de qué se trata, pues se expone seguidamente, que como todos los documentos de cartas de poder tienen un estilo como el siguiente :
SePan quantos εsta Carta de poder Vieren como nos εl qo allds ε Vezinos del lugar del moral juridicšion de la uilla de manšanares εstando como estamos juntos en nro qo a boz de campana tañida Segun que lo abemos de uso ε costumbre de nos juntar para las cosas tocantes ε Pertenešientes al dho nuestro qo εstando presentes εn el nos Miguel esteban ε Juan Anton Muñoz allds en el dho lugar ε Frnco herranz el uiejo Juan Herranz εl uiejo Juan garcia el uiejo Pedro Ruuio Sacristan Mateo de SePulbeda ... y sigue nombrando vecinos que estaban presentes en la reunión del Concejo, todos vezinos del dho lugar del moral ε otros vezinos del Por nos mismos y en boz y en nombre de todos los demas Vezinos del dho lugar del moral que estan Ausentes Por los quales A mayor abundamio prestamos Caušion De Rato ε grato ε nos obligamos que estaran ε pasaran por esta escriptura De Poder ε todo lo que en virtud del fuese ffo ...
Siguiendo con términos de tipo jurídico, pero continúa con :
Otorgamos ε conocemos por esta presente carta que damos ε otorgamos todo nuestro poder cumplido ε bastante segun que este nro qo ε nosotros juntos εn el le abemos ε tenemos ε de dro mas puede ε debe Valer A baltasar de san pedro procurador de causas ε la rreal audiencia ε Chanšilleria de Vallid ε A Miguel Ruiz solicitador εn la dha Real Audia ε A cada uno ε qualquier dellos por si ynsolidum con poder de sostituir ε spešialmente para εn cierto pleito ε causa que este qo trata ε entiende tratar Con Juan garcia gonšalez Cantero vezino deste dho lugar del moral sobre la hidalguia que pide.
Ya tenemos otro nombre de un cantero del pueblo, que quería se nombrado hidalgo y mantuvo un pleito con el pueblo representado por el Concejo, y con la Chancilería de Valladolid, siendo su nombre Juan García González.

Acontinuación se muestra la parte del documento donde se lee hacia la mitad el nombre del cantero Juan García González.



Prosigue de la siguiente forma, para acabar el documento, persistiendo con términos jurídicos :
ε hazer todos los demas autos ε diligenšias judišiales y extrajudišiales que conVengan ε menester sean de rehazer que quan cumplido ε bastante poder como este dho qo ε nosotros juntos ε el abemos ε tenemos para todo lo que dho es ε para cada Vna cosa ε partes dello tal se le damos ε otorgamos a los dhos baltasar de San Pedro ε Miguel Ruiz ε en cada uno ynsolidum con poder sostituir ε con sus ynšidenšias ε dependenšias ε con libre ε general administrašion ε para auer por firme este poder ε lo que en uirtud del fuere ffo obligamos los bienes propios ε rrentas deste qo auidos ε por aber ε ansi lo otorgamos ante el escrio.
Que fue ffa e otorgada en el lugar del moral a Catorze dias del mes de septe de mill ε seisšientos ε quinze años estando presentes por tos luis Martin Roque mingo ε Barme mingo Vzos del dho lugar ε los otorgantes que sauian firmar lo firmaron de sus nombres ε por los demas que no sauian a su rruego lo firmo Un to yo el presente escriuano doy fe que conozco a los otorgantes
.
Y se ven las firmas de Francisco Serrano, Miguel Esteban, Francisco Herranz, Diego Martín, Juan del Pozo, y la del escribano Sebasti&aacue;n Martínez, al final de la carta de poder, que como se ha dicho fue hecha en Moral el 14 de septiembre de 1615.
En este documento se ve que hubo un pleito con el cantero Juan García por haber pedido éste que fuera reconocido como hidalgo.

Hay otro documento antiguo en el Archivo Municipal donde se ve el nombre de otro cantero del pueblo, y es el acta de "Nombramiento de aguadores" de 1618 que dice que en la reunión del Concejo público celebrada en el lugar del Moral a once días del mes de junio de mil y seiscientos y diez y ocho años, en presencia del escribano público y testigos, se juntaron en Concejo público a voz de campana tañida según que lo tienen de costumbre, Bartolomé Gómez y Juan de Antón Muñoz alcaldes del pueblo y con ellos Juan González, Juan Herranz el viejo, Pedro Álvarez, Pedro Rubio, Llorente la Parra, Francisco Rubio y Juan Domínguez, todos vecinos del Moral y reunidos en dicho Concejo se trataron varios temas como el pregón de los prados del Berrocal y lindes de los Linares, postura de la herrería, y se llegó a la parte del acta que dice nombramiento de aguadores, en donde se lee :
otro si en este qo se nombraron por aguadores ε rregadores del Agua de los linares para este año De mill ε seisšientos ε diez ε ocho años a Juan de montalvo ε a Frano Gomez vezinos Deste dho lugar A los quales mandaron sean compelidos a que lo acepten tos Juan Garcia cantero ε Juan panadero vezinos del dho lugar ε lo firmaron los que sauian.

Seguidamente se muestra la parte del acta de dicho día en la se se ve lo del nombramiento de aguadores y el nombre del testigo, Juan García, del que se dice que era cantero.



Siguiendo con actas del Archivo, en el siglo XVII hay algunas relacionadas con un tema muy importante a la vez que interesante, como es sobre la primera fuente construída en el Moral, y empezando con un acta de 1622 que da principio a este tema, vemos que dice así, expresado en lenguaje imitando lo escrito en el acta :
En el lugar del moral a nueve días del mes de octubre de mil y seiscientos y veinte y dos años, en presencia de mi el presente escribano estando en Concejo público según lo tienen de costumbre, Juan del Pozo alcalde en el dicho lugar, y Juan Herranz procurador general del dicho lugar y con ellos Francisco Rubio, ...
Pero todo esto se encuentra en la página de este sitio web en donde se cuenta lo acontecido sobre el tema de la fuente y el trabajo de cantería con motivo de su construcción, y que se llama "La fuente de la Cuesta", así que es conveniente ver esa página para no repetir lo que en ella se cuenta, y que habla del cantero Mateo Fernández.

En 1752, vemos que la encuesta que supuso el Catastro del Marqués de la Ensenada recabando información a través de las cuarenta preguntas que mandaron contestaran los pueblos, y que supuso la averiguación de la realidad de las poblaciones de Castilla como habitantes, edificios, ganados, propiedades territoriales, oficios y más información, de manera que se consiguió también un censo.
Respecto a lo que se contesta a la pregunta 33, que se dice que habrá como tres o cuatro canteros que ganan de jornal cada uno cinco reales y se les debe bajar dos meses por feriados, se ve en la exposición que hace de los habitantes del pueblo en dicho censo, que se encuentra en el Archivo municipal un documento que lleva el título de "MORALZARZAL Copia de Familias de Seculares", que es la información enviada por Moralzarzal para el Catastro de Ensenada, y se dan los nombres de los vecinos del pueblo por familias, con nombre, edad, nombre de la mujer y su edad, hijos y su edad, si es "cabeza de casa", su estado civil, y sus criados si los tuviere, y entre ellos hay cinco canteros, que fueron Juan Martín Redondo, Melchor Callejo, Antonio Rodríguez y su hermano Esteban, ambos canteros, y Manuel Balandín, de los cuales se puede ver información en ese documento, la que se dice a continuación.

Juan Martín Redondo, de cuarenta años de edad, que también era tabernero, estuvo casado con Juana Pérez, de 47 años, y tenían con ellos a Manuel de 23 años, empleado en el mismo ejercicio y también jornalero, Marcos de 17 años, otro llamado Ulpiano de trece años, a Eugenio de 3 años, a Teresa de 20 años, y a Ana de 7 años.
Melchor Callejo, de 43 años, estaba casado con Luisa Muñoz de 40 años, y estaban con ellos sus hijos Roque de 14 años, Andrés de 9 años, Manuel de 6 años, y Joaquín de 3 años.
Manuel Balandín el mayor, de 55 años de edad y casado con María Izquierdo de 50 años, tuvieron viviendo con ellos a Manuela de 20 años, a Antonia de 18 años, a María de 14 años y a Antera de 10.
Esteban Rodríguez, de 39 años de edad, viudo, y vivía con él María Camueras, su criada y natural de esta villa, y su hermano Antonio Rodríguez, también cantero, de 35 años.

En el libro de bautismos de la parroquia de Moralzarzal, que comienza en 1733, se ve que Juan Martín Redondo, estuvo casado con Juana Pérez, y tuvieron en Moral a Marcos en 1735, otro llamado Ulpiano en 1739, a Tomás en 1740, a Ana en 1743, y a Eugenio en 1748.
Melchor Callejo estuvo casado con Luisa Muñoz y tuvo en Moral a Roque en 1737, a Ángela en 1740, a Andrés en 1742, a Manuel en 1744 y a Joaquín en 1748, y fue padrino en muchos bautizos.
Manuel Balandín casado con María izquierdo, tuvieron en 1733 a Antonia, en 1738 a Antera y en 1740 a María.

Los padrinos del bautizo de Gregorio Vázquez en octubre de 1750 fueron Antonio Rodríguez y María Camueras, y un testigo fue el hermano de Antonio, Esteban Rodríguez. Roque Callejo, que era sacristán, fue testigo de la boda de María Camueras con Josef Solís en el verano de 1760, matrimonio que regentó la fonda del pueblo más de veinte años, desde 1760 hasta 1783.

Y seguidamente se muestra parte del documento llamado "MORALZARZAL Copia de Familias de Seculares" enviado para el Catastro.



Y esto es lo que se ha sacado del Catastro de Ensenada sobre canteros en esa época, mediados del siglo XVIII, pero vamos a ver más datos vistos en documentos del Archivo municipal que nos informan de los trabajos que se hicieron en Madrid, todos ellos empleando piedra de granito, en los que participó nuestro pueblo, y todo referido al siglo XVIII.
Los primeros datos vistos forman parte de un documento titulado "Extracción de piedra berroqueña", y en ellos se ve una carta que el Alcalde del Moral, Tomás González, tras acuerdo con los vecinos, en la que se quejan éstos diciendo que "
se hallan sus vecinos sin las maderas necesarias para su labranza y carretas embargadas para la conducción de la piedra para la Real obra del conbento de la Visitacon. desta corte y otros generos ..." que necesitan obtener la madera antes de que pase el tiempo de la corta, y sin ella se llegará a no poder llevar la piedra, por lo que suplican conceda licencia su Ilustrísima para cortar la madera.
Por el tratamiento que hace, se puede decir que va dirigida a su Ilustrísima el Duque o Duquesa del Infantado.

Hay otro documento en el que se ve el escrito dirigido a los Alcaldes del Moral Zarzal que dice : "
Necesitando el maestro de obras, Dn. Blas Rodríguez, conducir una porcion de piedra Berroque˝a para la Obra que esta a su cargo en las Cozinas del Real Sittio del Buen Retiro, que han de estar fenecidas antes que sus Magestades se restituian á el : Ordeno a los Alcaldes de la Villa del Moral, que luego que sean requeridos con esta envarguen las Carrettas que tubieren sus vecinos, para que con ellas Conduzcan la piedra que este Maestro de Obras hubiere menester para fenecer la expresada Obra, no obsttante, otras qualesquiera ordenes que se haian dado para otros diferentes embargos; Y así mismo dispondran que los sacadores que hubiere, acudan a la Cantera, donde se ha de sacar la piedra que se ha de conducir para la citada Obra, y no a otra alguna; con apercibimiento de que no executarlo assi, tomare contra unos y otros, la providencia que corresponda a su innobediencia, Dios Gde. a Vms. Madrid 29 de Octubre de 1750".
Y se remata con una firma, pero se ve que se llevaba piedra para la obra del palacio del Buen Retiro de Madrid, y se ordena a las autoridades del pueblo que embarguen carretas para atender esta obra, exigiendo que la piedra no se lleve a ningún otro lugar.

Hay otra carta dirigida a los Alcaldes de nuestro pueblo en la que se dice que el superintendente de la obra de la Visitación se ha enterado del incumplimiento de la obligación de proveer de piedra para dicha obra por diversas causas y que de volver a enterarse el dicho señor de la reincidencia por parte del Moral, tomará, para escarmiento, la más severa providencia y que el castigo que corresponda a los sacadores y conductores de las carretas, recaerá sobre los Alcaldes, pues son la principal causa de la rebeldía de los canteros por que no los castigan como merezen.
Acaba con Dios guarde a ustedes como deseo. Madrid 28 de Junio de 1755, viéndose la firma de Domo de Andia y Varela.

Sigue otra carta de D. Zenón de Somodevilla, Marqués de la Ensenada, en la que se dice que Jacinto Alonso pide a varios de los pueblos de este entorno, que se dispongan a sacar piedra para una obra en Madrid, pero parte del documento se muestra seguidamente.



Y se ve que el dicho Jacinto Alonso pasa a los pueblos de los lugares de Alpedrete, Collado Villalba, Collado Mediano, Becerril, Moral Zarzal, Cereceda, el Boalo, y Mataelpino, que se dispongan a sacar piedra berroqueña de sus canteras para la obra del monasterio de la Visitación de Nuestra Señora que se construirá en la Corte a expensas de la Real Hacienda, "
Por tanto manda el Rey a todas las Justicias, sacadores de piedra, carreteros, y demás personas á quienes toque, y vieren este despacho, no le pongan embarazo alguno, en la saca, y conducción de la referida piedra, antes bien a este fín, le den todo el auxilio que necesitaren y pudiere, así como el alojamto. necesario para su total desempeño, con preferencia a los otros cualesquiera encargos, sin permitir que las carretas, que para ello están acopiadas, y destinadas desde el año pasado, se ocupen en conducir, ni los sacadores en sacar piedra, qué no sea para dicha Real Obra, ni menos en cargar carbón ..."
Acaba el documento con "
Buen Retiro veinte y tres de Marzo de mill setecientos cinquenta y tres = el Marques de la Ensenada"
Y como se ha visto, se encarga a los dichos pueblos el sacar piedra berroqueña de sus canteras y conducirla a Madrid para la obra del monastario de la Visitación de Nuestra Señora.

Pasamos ahora a ver otro asunto de canteras del siglo XIX, y tenemos que en un acta de 1899 que comienza diciendo "
En la villa de Moralzarzal a cinco de febrero de mil ochocientos noventa y nueve; bajo la presidencia del Señor Alcalde Don Melchor Antuñano y Martínez se reunieron en la Casa Consistorial los Señores del Ayuntamiento cuyos nombres al margen se expresan, y habiéndose leido la anterior quedó aprobada "
Se trató un asunto sobre el ferrocarril, y se pasó al tema que nos interesa sobre las canteras. "
También se dio cuenta de que Don Francisco Muruve ha extraido piedra de las canteras del Común para insertarla en la vía, y el Ayuntamiento acordó señalar el día nueve del actual á las dos de la tarde para que constituyéndose sobre el terreno con peritos inteligentes abone Don Francisco Muruve la cantidad que corresponda"
Se siguió tratando diversos asuntos y se dio por terminada la sesión, firmando Melchor Antuñano, Antolín González, Celestino Sepúlveda, Patricio Mayoral, Ramón González y el Secretario Maximino Sánchez.

Además de los vecinos mencionados arriba, que eran canteros en el siglo XVIII, veremos que también eran canteros en el siglo XIX, según consta en los libros parroquiales, los siguientes vecinos :
- Antonio José Maya Antón, que estuvo casado con Prudencia González Domínguez, y tuvieron a Victoria en 1835, a Alejo Antonio en 1838, a León en 1840, a Agustina en 1842, a María de la Cabeza en 1844 y a Paulino Antonio en 1847.
- Antonio Cordero da Veiga estuvo casado con Victoriana Domínguez Turégano y tuvieron como hijos a Ignacio en 1852 y a Crisanta en 1854, falleciendo Antonio en 1870.
- Andrés Estévez Santos nacido en 1811 y casado con Valentina Prados Martín en 1832, tuvieron a Matilde y Eduvigis en 1833, a Margarita en 1836, a Eugenio en 1839, a Lucas en 1842, a Luis en 1845 y a Clara en 1848.
- Eugenio Cuena Leiro, nacido en Collado Mediano en 1823, estuvo casado con Robustiana García Martín y tuvieron en Moral a Aniceta Victoriana Mariana en 1848, a Julián, que siguió el oficio de su padre, en 1851, a María de las Nieves en 1853, a Leonarda en 1855, a Lucía en 1858 y a Romana en 1859.
- Pedro Martín Arcones casado con Juliana García Martín, tuvieron en este pueblo a Pedro en 1848, a Facundo en 1850 y Ambrosio en 1859.
- Julián Cuena García se casó en 1876 con Juliana Domínguez Martín, y tuvieron a Sinforiana en 1877, a Marcelino en 1878, a Jacinto en 1881, a Gumersindo en 1884, a Antonia en 1887 y a Valentín en 1896,
- Luciano Balandín González nacido en 1854 y casado con Quintina González Perea en 1878, tuvieron a María Candelaria en 1879, a Maximina en 1883, a Román en 1886, a Ciriaco en 1888, a María de las Virtudes en 1896, a Francisco en 1897 y a María Cristina en 1900.
- Indalecio Martín Estévez, nacido en 1848, se casó con María Domínguez Perea en 1878, y tuvieron a Eliodoro en 1879, a Calixto en 1881, a Manuela en 1884, a Sinforosa en 1886 y a Nicasio en 1889.
- Santos Balandín Solís, nacido en 1850, se casó en 1879 con Francisca Bernal Aguerri y murió en 1900.
- Miguel Balandín Solís, nacido en 1853, se casó en 1879 con Gregoria Prados Gómez y tuvieron en este pueblo a Cristina Adelaida en 1880, a Elena en 1883, a Gregorio en 1885, a las mellizas Benita Mercedes y Benita Pilar en 1888.
- Félix Alejo Sánchez, nacido en Villar del Olmo en 1844 y casado en 1882 con Manuela Gonález de Cerceda.
- Ildefonso González del Pozo, nacido en 1835 y casado con Petra Prados Balandín en 1882, ambos viudos. Con su primera esposa, Margarita Estévez Prados tuvo a Juana en 1859, a Bonifacia en 1861 y a Cándido en 1864.
- Tomás Estévez, nacido en 1854, se casó con Tomasa Segovia Balandín en 1884 y tuvieron a Juliana en 1885, a Hilario en 1886, a Niceto en 1889, a Ángel en 1894, a Telesfora en 1897, a Faustino en 1901 y a Cipriano en 1903.
- Bruno Crespo San Juan, nacido en 1861 y casado en 1884 con Ana González Sepúlveda, tuvieron a Ambrosio Isidoro en 1885, y a Anastasio en 1887.
- Esteban de la Rubia Herrero, nacido en 1856 y casado en 1885 con Eulogia Domínguez Martín, tuvieron a Adrián en 1886, a Robustiano en 1887, a Elias en 1891, a Ventura en 1892, a María en 1894, a Pedro en 1896, a Petra en 1899, a Luisa en 1901 y a Raimundo en 1903.
- Francisco Balandín Prados, nacido en 1851 y casado en segundas nupcias con Francisca Ruiz en 1886, tuvieron a Magdalena en 1887, a Feliz en 1888, a Braulio en 1891 y a Florencio en 1895, y de su primer matrimonio con Manuela de la Cruz Gómez tuvo a Mariano en 1879 y a Maura en 1881.
- Lucas Balandín Solís, nacido en 1860 y casado en 1886 con María Mayoral Balandín, tuvieron a María en 1886, a Alejandra en 1888, a Daniel en 1890, a Victoriano en 1893, a Victoria en 1894, a Cristina en 1896, a Ramona en 1899, a Domingo en 1903 y a Victoriano en 1906.
- Julián Balandín Solís, nacido en 1864, casado con Daniela Madrid González en 1887, tuvieron a Teodoro en 1894 y a Francisca en 1897.
- Miguel González Perea, nacido en 1867 y casado en 1889 con Hilaria Mayoral Balandín, tuvieron a Ceferino en 1889, a Teodoro en 1891, a Ramón en 1892, a Felisa en 1897, a Lorenzo en 1898, a Natividad en 1901, a Brígida en 1903, a Dolores en 1904, a María en 1906, y a Julián en 1910.
- Donato Balandín Sepúlveda, nacido en 1864, casado con Matilde Muñoz García en 1891, tuvieron a Romana en 1892, a Elena en 1894, a Ángeles en 1896, a Aquilino en 1898, a Petra en 1899, a Francisca en 1902 y a Vicente en 1903.
- Manuel Martín Martín, nacido en 1857 y casado con Facunda de la Rubia Herrero en 1892, tuvieron a Julián a en 1893, a Primitivo Feliciano en 1895, a Víctor Natalio en 1897, a Eulogio en 1900, a Lucía en 1902, a Pablo en 1904 y a Cándido en 1908.
- Mateo Segovia Balandín, nacido en 1867 y casado con Leonor Madrid González en 1892, tuvieron a Demetrio en 1893, a Magdalena en 1896, a Ángel en 1898, a Francisca en 1900, a Isidoro en 1903, a Quiteria en 1904, a Teodoro en 1906, a Daniela en 1909 y a María en 1915.
- Luis González Sanz, nacido en 1868 y casado con Baldomera Maure Estévez en 1893, tuvieron a Pablo en 1894, a Críspulo Eugenio en 1897 y a Antero Daniel en 1902.
- Eusebio Balandín Solís, nacido en 1868 y casado en 1895 con María González Harnández, tuvieron a Celestina Ricarda en 1898, a Isidora Elisa en 1900, a Carmen en 1902, a Ecequiel en 1904 y a Margarita Marina en 1906.

Y esta ha sido una relación de canteros habidos en Moral en el siglo XIX que conpletan los canteros mencionados del sigo XVII y XVIII, y que se concluye con los canteros del siglo XX mencionados en la web dedicada a los labrantes de la cantería, que se puede ver en dicha página llamada "La cantería (los labrantes)", pero vamos a dar relación de canteros de principios del siglo XX que no se han dado en la página web antedicha.

El 20 febrero de 1902, hubo sesión en el Ayuntamiento presidida por el Sr. Alcalde D. Alfredo Somacarrera, y se trató de la subasta de pastos de los montes de Hacienda como la Dehesa boyal y el Berrocal, y de los montes de Fomento como la Ladera de Matarrubia y la Dehesa Nueva, la Dehesa Vieja y el Robledillo, y para esta última finca, se anunció la subasta de 200 metros cúbicos de piedra en explotación de canteras por cien pesetas.

Se ve en otra acta de 1902, que los vecinos canteros del Moral pidieron canteras, mostrándose seguidamente la parte del acta donde se ve la petición



y en dicha acta se ve al principio la introducción que dice : "En la villa de Moralzarzal a diez y seis de noviembre de mil novecientos dos, bajo la presidencia del Sr. Alcalde, se reunieron en la Casa Consistorial en sesión extraordinaria previa la debida convocatoria, los demás señores Concejales del Ayunto cuyos nombres al margen se expresan asistidos de mí el Secretario, y dando lectura de la sesión anterior quedó aprobada".
Se trato un asunto sobre el Depositario y se pasó a otro, viéndose : "
Dada cuenta de un escrito presentado por veinticinco canteros vecinos de esta villa solicitando que se les conceda la explotación de las canteras que existen en la Dehesa Vieja y Robledillo por carecer de otras donde poder continuar ejerciendo su oficio, la Corporación municipal estima justa la petición de dichos individuos, pero careciendo de facultades para verificar la concesión, acuerda : Que se eleve dicho escrito al Sr. Ingeniero Jefe del Distrito forestal de Madrid con razonado informe, interesándole resolución favorable en este asunto por la necesidad apremiante en que se encuentran los solicitantes.
Se trató otro asunto y se dio por finalizada la sesión, firmando los señores Melchor Antuñano, Antolín González, Justo Balandín, Ángel González, Miguel González y el Secretario Maximino Sánchez.
En la cabecera se ven al margen los que presidieron la sesión, y pone como presidente a D. Melchor Antuñano, y Concejales a D. Antolín González, D. Alfredo Somacarrera, D. Mateo Segovia, D. Justo Balandín, D. Miguel González y D. Ángel González.

Siguiendo en el tiempo, se ve otra acta de ese mismo año que recuerda la solicitud de canteras, y dice la introducción : "En la villa de Moralzarzal a veintitres de noviembre de mil novecientos dos, bajo la presidencia del Sr. Alcalde D. Melchor Antuñano y Martínez se reunieron en sesión en la Casa Consistorial los demás Señores Concejales del Ayuntamiento cuyos nombres al margen se expresan, asistidos de mí su Secretario y previa lectura de la anterior quedó aprobada".
Y continúa tratando el mismo asunto, viéndose :
Acto seguido se informó por el Ayuntamiento el escrito dirigido por varios canteros á que alude la anterior sesión alevándolo al Sr. jefe del Distrito forestal de Madrid interesándole la concesión que se pretende".
Se trataron otros asuntos y se acabó la sesión, firmando Melchor Antuñano, Alfredo Somacarrera, Justo Balandín, Ángel González y Maximino Sánchez.
En el margen de la cabecera se ven los que presidieron la sesión, y pone como presidente Don Melchor Antuñano, y Concejales a D. Alfredo Somacarrera, D. Mateo Segovia, D. Justo Balandín y D. Ángel González.

Se insiste ante el Ingeniero jefe del Distrito forestal de Madrid en que haga caso a la solicitud de los vecinos canteros del pueblo para que conceda el permiso para explotar canteras en la Dehesa Vieja y Robledillo.

En la villa de Moralzarzal a 28 de febrero de mil novecientos tres, bajo la presidencia del Sr. Alcalde D. Melchor Antuñano y Martínez, se reunieron en la Casa Consistorial en sesión ordinaria los demás señores concejales del Ayunto cuyos nombres al margen se expresan y dada lectura de la anterior quedó aprobada. Se trataron varios asuntos sobre subasta de pastos y respecto de las canteras se dijo : "
La Dehesa Vieja y Robledillo para en número de ganado que la finca anterior (Dehesa Nueva) en ochocientas pesetas al aprovechamiento de pastos, debiendo proponer también en esta finca la explotación de quince canteras bajo el tipo de cien pesetas para sacar doscientos cincuenta metros cúbicos de piedra, todo por año forestal".
Se siguieron tratando otros asuntos y se dio por terminada esta sesión, firmando que certificaba el Secretario.
Y se ven las firmas de Melchor Antuñano, Antolín González, Alfredo Somacarrera, Justo Balandín y Miguel González.

El 19 de septiembre de 1903 se ve un acta de la sesión mantenida en el Ayuntamiento, bajo la presidencia del Alcalde D. Melchor Antuñano, que tras aprobarse el acta de la sesión anterior, se dio cuenta de haberse recibido el proyecto, planos, presupuesto y condiciones de la carretera para enlazar la plazuela de la Yedra con la carretera de Cerceda, y del camino vecinal de este pueblo al Boalo, se comprometió este Ayuntamiento a proporcionar la piedra necesaria y el acarreo de la misma para el firme de dichos caminos.

En un acta de principios de 1904 se da una relación de canteros, pero más vale ver lo que dice el acta : "
siendo necesario adquirir 320 pies de losa que se calcula para la compostura de la calle Antón acordada en la sesión que antecede, se acuerda que se encargue la saca de dichas losas a los vecinos canteros de la localidad pagándose á razón de setenta céntimos cada pie lineal de saca y encargándose el Ayunto de su porte, y únicamente si alguno de los vecinoss Alejandro e Isidoro Estévez, Miguel, Pedro y Clemente González, Ciriaco y Cosme Prados, Esteban de la Rubia, Lucas Balandín, Tomás Estévez y Mariano López, las sacaran en el Berrocal por la disposición de sus canteras, se abonará á éstos á noventa céntimos el pie con obligación por parte de los mismos ponerlas por este precio a pie de obra", mostrándose a continuación parte de ese acta.



Ya se ha dado otra relación de canteros a los que se encarga la saca de piedra de las canteras de El Berrocal para conseguir las losas necesarias para la compostura o arreglo de la calle Antón, y como se ve, acordándose esto en la sesión ordinaria del 9 de enero de 1904 bajo la presidencia del Sr. Alcalde D. Alfredo Somacarrera, asistiendo los concejales Antolín González, Mateo Segovia, Melchor Antuñano y Pablo González, que firmaron el acta.

Los antedichos vecinos canteros, de los que no se puso su segundo apellido en el acta, algunos de ellos ya mencionados en las líneas precedentes por ser ya canteros en el siglo XIX, como son Esteban de la Rubia Herrero, Lucas Balandín Solís y Tomás Estévez, y de los otros mencionados, para conpletar su nominaciˇn, eran Alejandro Estévez Balandín, nacido en 1845, Isidoro Estévez Cabañas, nacido en 1871, los hermanos Miguel, Pedro y Clemente González de la Rubia, nacidos en 1859, 1867 y 1864 respectivamente, Ciriaco Prados Morales, nacido en 1842 y Cosme Prados Balandín nacido en 1839. Mariano López era de segundo apellido Martín, natural de Colmenar donde nació en 1858.

Y esta ha sido una nueva relación de canteros vecinos de nuestro pueblo mencionados en acta de sesión celebrada en el Ayuntamiento en la fecha indicada de 1904, pero veamos otra información sobre la cantería.

De 1906 tenemos un acta en la que se puede leer "Que se encargue a la Sociedad de Canteros de esta villa la saca de 16 piedras de 1,30 m. por 0,77 por 0,20 y 8 cantos de 1,00 por 0,40 por 0,40 para las tajeas del trozo de carretera desde la plazuela de la Yedra hasta las Eras, que se sacarán de la Ladera de Matarrubia en la zona de El Valle a razón de 80 céntimos el pie cúbico por la saca, y el transporte corre a cargo del Ayuntamiento."

El día 3 de febrero de 1918 se celebró sesión ordinaria en el Ayuntamiento presidida por el Alcalde D. Leoncio González con la asistencia de los Concejales Ramón Sanz, Juan Ruiz, Melchor Antuñano, Celestino Sepúlveda, Hermenegildo Balandín, Mariano Sanz y Manuel López, empezando con el asunto de los límites del terreno de D. Carlos Velilla en el Berrocal, la petición por parte de los guardas forestales de un terreno para poner un huerto en la Ladera de Matarrubia, el plan forestal conforme a Real Decreto de 1884, y se llegó al tema relativo a la piedra sobre concesión en Matarrubia de una cantera para 300 metros cúbicos de piedra a 100 pesetas y otra para construcción del pueblo en 15 pesetas, tratándose la dimisión de Nemesio Landaburu de oficial de la Secretaría, con lo que se cerró la sesión, firmando el presidente y los concejales asistentes.

En la sesión celebrada en la Casa Consistorial del día 11 de septiembre de 1920, quedaron señaladas las subastas relativas al arriendo de los pastos de la Dehesa Nueva y Matarrubia y canteras de Matarrubia.

Y todo lo visto es más o menos antiguo y referente a las canteras de granito, pero respecto de las canteras de gabarro tenemos algún dato de la época moderna, que se ve en este acta que se muestra a continuación :



y que se expone seguidamente lo que se ve escrito en ella :
En la villa de Moralzarzal a veinte de febrero de mil novecientos veinte, bajo la presidencia del Sr. Alcalde D. Leoncio González y González se reunieron los señores Concejales del Ayuntamiento cuyos nombres se expresan al margen asistidos de mí el Secretario y habiéndose leído la anterior quedó aprobada.
Se dio cuenta al Ayuntamiento de una instrucción presentada al Señor Ingeniero Jefe del Distrito forestal de Madrid por Don Ubaldo Rodríguez Noguera Gerente Administrativo de la Compañía de Construcciones Civiles Sr. Or domiciliado en Madrid sobre explotación de canteras de pórfido diabásico existentes en la Dehesa Nueva de este municipio para que se informe por el Ayuntamiento sobre la conveniencia de dicha concesión ; el Ayuntamiento después de detenida discusi&oacuet;n acordó : Que pudiendo constituir dicha explotación de canteras un ingreso para el municipio y un beneficio para el Estado al que ha de corresponder el 10 % del producto forestal y el 20 % como Renta de Propios, pero desconociendo en este momento el Ayuntamiento la importancia y condiciones del filón de piedra de pórfido diabásico que trata de explotarse para emitir informe con mayor acierto se reconozca dicho filón para orientarse debidamente de su importancia y de los perjuicios que pueda originarse a la finca para resolver lo que se considere procedente
".
Se siguieron tratando otros asuntos y se dio por terminada la sesión, firmando los señores Leoncio González, Hermenegildo Balandín, Manuel López, Juan Ruiz, Melchor Antuñano y Maximino Sánchez.
Arriba al margen están los nombres del presidente Leoncio González, Ramón Sanz, Juan Ruiz, Hermenegildo Balandín y Manuel López.

En la sesión celebrada en el Ayuntamiento el día 23 de julio de 1920 bajo la presidencia del Sr. Alcalde se trató sobre la cantera de pórfido diabásico de la Dehesa Nueva y se concede la explotación a D. Ubaldo Rodríguez, en representación de la "Compañía de Construcciones Hidráulicas de pavimentación de Madrid", con pliego de condiciones del Distrito Forestal.

El 21 de mayo de 1921 hay una solicitud de la empresa para que se declare nula la concesión a la Compañía de Construcciones Hidráulicas en la la cantera de la Dehesa Nueva, cuyo representante es Ubaldo Rodriguez, pues había desacuerdo entre la empresa y el Ayuntamiento por los pagos que la empresa debería hacer al Ayuntamiento, un tanto por ciento por el material extraído. Pero el Ayuntamiento se opone a la cancelaciˇn de la concesión por graves perjuicios al pueblo, pidiendo el Ayuntamiento una indemnización de 5.000 pesetas (el Estado se lleva el 20% y el pueblo el 20%)

En acta de la sesión celebrada el día nueve de julio de 1921, se ve que había intervenido el Inspector General Jefe de la décima Inspección de Montes para resolver la petición de anulación de la concesión por parte de la empresa, resolviendo el Inspector que pidió una indemnización para el pueblo de 1.350 pesetas.

En 1921, tenemos un acta en la que se ve que se trata de la cantera de gabarro y está encabezada como "Sesión del 13 de Agosto de 1921", y empieza el acta así :
En la villa de Moralzarzal á trece de Agosto de mil novecientos veintiuno ; bajo la presidencia del Señor Alcalde Don Alfredo Somacarrera Gomez, se reunieron en la Casa Consistorial en sesión ordinaria los Señores Concejales del Ayuntto. cuyos nombres se expresan al margen asistidos de mi el Secretario y habiéndose leido la anterior quedó aprobada. Se trataron diversos asuntos sobre aprovechamiento de la Dehesa boyal Los Linares, aguas de los manantiales de Borricoparra que solicita D. Manuel Vilches para llevar a su casa, y se llegó a tratar el tema que dice : Se dio cuenta de que la resolución de la piedra de pórfido disbásico relativa a Don Ubaldo Rodríguez de que se hace mérito en la sesión anterior, se notificó al Don Ubaldo por conducto de la Alcaldía de su distrito en virtud de la Comunicación de esta Alcaldía : que habiendo transcurrido el térmio que se le fijó para ingresar en este Ayuntamiento la cantidad que para indemnización debe hacer efectiva ... Es decir que hubo problemas con el pago de la cantidad estipulada.

Esta es parte de la historia de nuestro pueblo que se puede decir documentada, basada en documentos que se encuentran en el Archivo municipal ofrecida por este estudio fundamentado en esos documentos para deleite de los que vean esta página sobre la cantería de antaño.


bibliografía : Libros de acta del Archivo Municipal de Moralzarzal
Catastro del MarquÚs de la Ensenada del Ministerio de Cultura y Deporte
Archivo parroquial de Moralzarzal


ę 2006 - Antonio López Hurtado