Antes de estrar en el tema relativo al encabezamiento de esta parte del sitio web "conocermoralzarzal.es", hay que hacer mención al tema del ferrocarril en general y cómo ha estado vinculado a la historia de nuestro pueblo.

Desde hace muchos años ha estado relacionado y así podemos ver lo aparecido en número 44, año XXIX, de la GACETA DE LOS CAMINOS DE HIERRO publicado el 6 de abril de 1884 que hace mención a lo aparecido en la GACETA del día 29 de marzo de ese mismo año sobre la subasta de la concesión del ferrocarril que partiendo de estación de Villalba, en el de Madrid a Valladolid, termine en la de Segovia de la línea de esa ciudad a Medina del Campo, subasta a realizar el día cuatro de julio de ese mismo año.
La publicación dice que "en nuestro concepto la línea no podrá apartarse mucho del trazado estudiado por las inmediaciones de Moralzarzal, Collado Mediano, Cercedilla y Los Molinos cruzando la cordillera del Guadarrama al este del puerto del mismo nombre, con un túnel de 1.382 metros de longitud", pero había otro estudio en el que se consideraba un túnel de 3.208 metros de longitud pero a una menor altitud, lo que ofrecía la ventaja de evitar en gran parte el peligro de las nieves y otra ventaja era permitir pendientes más suaves. Finalmente la opción del trazado por Moralzarzal no se realizó y por ello no tenemos línea férrea por nuestro pueblo.

Hubo otro proyecto sobre un ferrocarril que afectaría a Moralzarzal, y la noticia se ve en el periódico el SOL del miércoles 20 de abril de 1932, y en ella se dice que el proyecto consiste en el trazado de una vía que partiendo desde Madrid terminara en un punto entre Becerril y Navacerrada, cruzando el ferrocarril el monte de El Pardo y pasaría cerca de Hoyo de Manzanares, Villalba, Moralzarzal y Alpedrete, y al final podría convertirse en un funicular de plano inclinado para escalar la cuerda de las Guarramillas o la fuente de la Maliciosa, pero el proyecto tropezó desde el principio con el veto de Patrimonio de la Corona, que se opuso a que la línea se entrometiera en los vedados de caza de los familiares de D. Alfonso de Borbón. El proyecto consideraba que el trayecto era corto y muy económico, pues los terrenos eran propiedad del Estado y de los pueblos, que los cederían gratuitamente.

Pero hablemos ya del ferrocarril que circuló por Moralzarzal, que era el que hacía el trayecto desde el Berrocal a la estación de Collado Villalba, y la razón de la construcción de esa línea fue el empleo para el transporte tanto de la piedra de pórfido que provenía de las canteras por medio de "televagonetas" como se describe en el apartado de canteras de gabarro de esta web, como de las piedras de granito de las canteras que se explotaron en la zona de los Praderones y el Berrocal, canteras pertenecientes a Moralzarzal, Becerril y El Boalo .
Muchos de los habitantes del pueblo lo aprovechaban para hacer el trayecto hasta el Berrocal, pues venía desde Villalba pasando por lo que hoy día es la calle de los Chaparrillos, dividiendo en dos el prado del mismo nombre, colonia del Redondillo, la calle Vía del Berrocal cruzando la avenida de España, y aquellos que venían a veranear por entonces, pasaban una aventura al hacer un recorrido en ese tren pequeñito de vía estrecha con vagones plataforma y sobre todo para los chavales era una experiencia inolvidable y muy agradable.
La solicitud de terrenos para la construcción del ferrocarril se hizo en 1875, siendo en abril de 1883 cuando se dió el visto bueno para su puesta en funcionamiento, inaugurándose el 31 de mayo de 1883 y comenzó la explotación comercial el primero de junio de ese mismo año.
La solicitud para la suspensión de la línea se hizo en 1954 y en junio de 1956 se acordó su suspensión. En el último viaje de servicio, la piedra transportada fue para habilitar los accesos en la construcción de la estación de Chamartín (Madrid).
En la zona donde está hoy día el helipuerto, en la confluencia de las calles Navafría y vía del Berrocal, existió un cargadero y un apartadero con el objeto de poder cargar la piedra que se traía de las canteras de pórfido de la dehesa de arriba y de Peña Cardín (en la finca los Chaparrales de Cerceda o más conocida en el pueblo por el "monte del marqués"), explotación que corrió a cargo de la compañia "Pavimentos Asfálticos, S.A.".
Para darnos una idea de lo antedicho, se muestra seguidamente el plano del descargadero, que se encontraba justamente donde hoy día está el restaurante y el hotel el Cenador de Salvador, muy próximo a la carretera M608 que desde Moral lleva a Cerceda, Manzanares y a la carretera NII (Madrid-Burgos), poniendo en el plano "Carretera del empalme de la de Miraflores a la Granja", pudiéndose ver en ese dibujo-plano una línea donde pone cable (C), que era el cable de sustentación de la línea teleférica por donde discurrían las vagonetas que transportaban la piedra desde la cantera de gabarro (como es conocida en el pueblo) del monte del marqués.



El efecto sobre la economía de la zona tuvo dos caras, por un lado favoreció el desarrollo y la explotación de las canteras, y por otro lado fue contraproducente para los servicios de carretería de la zona (la competencia fue muy fuerte), lo que motivó algunas reticencias en las gentes que se dedicaban al transporte de piezas de granito con sus carretas de bueyes, puesto que ese transporte en carros suponía una fuente de ingresos muy fuerte en la zona y hubo quejas formales por parte de los Ayuntamientos de los pueblos circundantes a la instalación del ferrocarril poniendo de manifiesto su desacuerdo con que se declarara de interés público dicha línea, desestimándose su petición en 1898 por parte de la Administración del Estado.

Pero nos daremos una idea de lo que había en la estación del Berrocal, y para ello seguidamente se muestra un dibujo basado en el realizado por el autor del trabajo "El ferrocarril Villalba-Berrocal" (ver abajo bibliografía) donde se puede ver lo que había en la zona cercana a la estación del Berrocal y los elementos que allí se encontraban, como el edificio CE y cercano a él luego se hizo una casa donde vivió en tiempos más cercanos a nuestros días Eladio Hernando González con su familia (siendo primitivamente esa casa de la familia de los Vacas, haciéndose mención más abajo a uno de esa familia, alcalde que fue de Villalba), el puente (P2) por donde el camino que iba desde Moralzarzal a Mataelpino, el que hoy es la carretera M615, cruzaba el río Berrocal, como se dice en Moral, que es conocido, según algunos planos, como río Navacerrada y como se nombra en el plano del libro mencionado abajo en la bibliografía, río San Buriel (pone arroyo S. Buriel).
Más abajo de este puente, se ve en el dibujo el puente del ferrocarril (P1) por donde las vías atravesaban dicho río, y a su derecha se encuentra la zona de las gruas, G1 y G2, una puesta en 1887 y otra en 1889, con capacidad para 10 toneladas, la balanza donde se pesaban los vagones cargados de piedra, y las plataformas para girar la máquina, marcadas como PG, estando el final de la línea férrea en el punto donde se ve marcada una T, encontrándose allí el tope de las vías junto a la tapia de la finca "El Berrocal", tope que aún hoy día se puede contemplar.
En la estación había una vía principal, una de rebase o apartadero, donde se encontraba la placa giratoria (PG) de dos metros de diámetro, y una vía de estacionamiento donde se encontraba la báscula grúa (en el plano pone Grúa).



La estación del Berrocal se encontraba muy cercana al molino que estaba a la orilla del río Navacerrada, una aceña, al ser movida por el agua del río, donde se llevaba el grano para moler, y en el plano del libro mencionada abajo, fuente biográfica para parte de este trabajo, se ve que se le denominaba como molino de Barrios, mostrándose seguidamente ese dibujo-plano de la zona de influencia de la estación.
El molino fue de una gran ayuda para las gentes del lugar, pues antiguamente se tenía que llevar el grano a Manzanares el Real, y disponía dos piedras, uno para el trigo y otro para cuando se trataba de cebada y centeno, y por lo tanto de dos rodetes o rodeznos y más avance supuso cuando se llevó la electricidad a la caseta de transformación que aún se puede ver hoy día, y que se construyó más tarde (después de la guerra) a mitad de camino entre el molino y la casa de la finca "El Berrocal", que primeramente fue de Carlos Velilla (antes de la guerra) y después de Adolfo López Bobo, pero veamos el dibujo dicho.



A lo largo de la línea había cuatro casetas situadas cercanas a los pasos a nivel, pero no había guardas porque no hubo ese servicio, y sirvieron para cobijo de personal de servicio de la línea, capataz y obreros.
En los dibujos que siguen, se muestra en primer lugar el trazado de la línea férrea a su paso sobre la carretera M608, pK 38,600, que desde Collado Villalba viene hasta Moralzarzal, y el banderín mostrado en el plano corresponde al paso a nivel que había al bajar desde el monte Hormigal y tenía a su derecha una caseta de dicho paso a nivel, caseta que aparece en una de las fotos de la colección que se dice al final de esta sección de la web. (punto kilométrico 4,547 de la línea férrea)



En la foto siguiente (cortesía de Pilar Fueris), se ve el paso de la vía al cruzar la carretera dicha sobre esta líneas, con la barrera de tablas, y se puede apreciar la recta de la carretera donde se estableció una gasolinera que fue cerrada como consecuencia de la denuncia hecha ante Medio Ambiente y que se puede ver viniendo desde Villalba, con los bordes de la carretera poblados de chopos a los que se les pintaba con cal una banda en blanco para que lo pudieran ver los pocos conductores que circulaban por ella y distinguir de noche los límites de la carretera, foto realizada en 1947 por D. Manuel Fueris, padre de Pilar, y en la que no aparece la caseta mencionada, que está en la parte derecha de la foto.

barrera en Mt608


Una de las personas que vivió en esa caseta en los últimos años de estar habitada fue el extremeño Antonio Barquilla Hoyas, pariente de habitantes actuales de Moralzarzal, y muy cerca de esa caseta la vía pasaba sobre el arroyo Arenas por una alcantarrilla o tajea, especie de puentecillo que permitía el paso de las aguas bajo la vía y que se muestra en la foto que sigue.

alcantarilla

En el dibujo que sigue se ve la zona en la que la vía cruza la carretera M608 en el punto kilométrico 34,84, que es donde se encuenta el cruce con la calle vía del Berrocal, que pasa cercana a la plaza de toros, donde está el hotel del Cenador de Salvador, y el banderín mostrado en el dibujo corresponde al paso a nivel que había en ese punto y que tenía una caseta, hoy día aprovechada por los servicios de limpieza del municipio, casa donde vivió una familia llamada los "caseteros".
Según me contaba Enrique Azañedo Estévez, hijo de Mariano Azañedo Herranz y de Paula Estévez Balandín, su abuelo Víctor Azañedo Quirós, que era empleado del ferrocarril del Norte, vivió en la caseta antes de la guerra civil española de 1936 junto con su esposa Marta y siete hijos que tenía entre varones y hembras, y me comentaba Enrique que no se podía explicar cómo podían vivir nueve personas en esa caseta tan pequeña.

Antiguamente, allá por 1895, allí vivió Luis Rodríguez y su hijo Hermenegildo falleció en la caseta en el mes de mayo de ese año.

Después de dejar la caseta la familia de Víctor Azañedo, el empleado del ferrocarril que la habitó fue Teodoro García Gutiérrez, y hay que hacer constar que era de dos habitaciones y cocina, sin agua corriente, luz ni retrete.



Seguidamente se muestra una foto hecha en junio de 1951, donde se puede ver la caseta dicha y la vía, apreciándose un chalet en construcción y a mi hermano Jose Mari sentado en una tapia de un chalet que se llamaba "Meu Lar" (punto kilométrico 7,758 de la línea del ferrocarril), en el paso a nivel de Navafría, y se puede apreciar la chimenea de la cocina dicha en líneas más arriba.


caseta

En su marcha, el tren paraba antes de los pasos a nivel y el jefe de tren cerraba barreras, pasaba el tren, lo paraba de nuevo y tras abrirlas nuevamente, se incorporaba al tren y continuaba la marcha, razón por la que no había guardas en los pasos a nivel, o debido a la inexistencia de ellos, realizaba dicha operación, y así en cada paso a nivel, de ahí que cada parada fuera aprovechada por los que querían ir al Berrocal o volver, como hizo mi padre con mis hermanos y conmigo para ir al Berrocal en 1952.
Había cuatro circulaciones diarias, saliendo de Villalba a las 8:00 de la mañana y a 13:00, y desde el Berrocal salía a las 11:00 y a las 15 horas, empleando aproximadamente unos 50 minutos en el recorrido, incluidas las paradas en los pasos a nivel.
La suspensión del servicio se hizo por acuerdo del Consejo de Ministros de fecha 6 de julio de 1956, lo cual fue publicado en el BOE de 22 de ese mismo mes y año, así que estuvo en funcionamiento más de 73 años, de los cuales fue explotada 58 años y siete meses por la compañía del Norte y los 15 años y cinco meses restantes por RENFE.
Seguidamente se muestra copia del BOE donde se da cuenta de la suspensión de la línea.



La casa del jefe de estación del Berrocal era de dos plantas, hecha en mampostería y con las esquinas en sillería regular, disponiendo de tres hileras de ladrillo en las cuatro fachadas, las llamadas verdugos o verdugadas, y otra hilera de ladrillos haciendo adornos en la parte superior de las fachadas que dan al este y al oeste, pudiédose ver esto dicho en las fotos siguientes.

fachada fachada este

En la planta baja se encontraba una habitación que servía de despacho y para comunicarse, disponía de teléfono, y en la foto que sigue se ven aislador y enganche en las fachadas sur y este, a donde llegaba la línea telefónica.

aislador


Como otro recuerdo fotográfico, se muestra seguidamente esta foto de 1953 donde aparece el Sr. Zárate (mi padre), a la izquierda de la foto con su amigo Esteban Hernández sobre la línea férrea a su paso por donde están hoy las casas de promoción municipal y la urbanización La Ermita, lo que es hoy día la calle Vía del Berrocal.

mi padre en la vía


En la foto que sigue se ve a la izquierda a Eladio Hernando posando en el Berrocal junto a la máquina del tren con sus hijos Carlos y Enrique y otras dos personas, el maquinista Sr. Manolo y el fogonero Sr. Peña.

en la máquina


Un documento curioso, también relacionado con el ferrocarril del Berrocal, es el que corresponde a la solicitud hecha por el Ayto. de Moralzarzal a la empresa del ferrocarril, que ya había pasado de Ferrocarriles del Norte a depender de la Red Nacional de Ferrocarriles Españoles (RENFE), para pasar una tubería de abastecimiento de agua, y en el escrito de contestación se dice que se accede a la petición siempre que se cumplan unos requisitos, como que el Ayuntamiento se pondrá de acuerdo con el personal técnico de la División Inspectora y con el Jefe de 1ª Sección de Via y Obras de la RENFE y que el tramo de la tubería a instalar dentro de los límites del terreno del ferrocarril, irá alojado en un tubo de uralita de 60 m/m de diámetro y se asentará en una base de hormigón de 0,30 metros de ancho por 0,30 metros de altura y se colocará a una profundidad mínima de un metro, y antes de la entrada de la tubería en el terreno del ferrocarril se pondrá una llave de paso. Asímismo la apertura de zanjas, colocación de tuberías, relleno y apisonado del terreno se ejecutará con personal, materiales y herramientas que facilitará el Ayuntamiento de Moralzarzal bajo la vigilancia e inspección del personal facultativo de la División Inspectora y del de la RENFE, que designará un Inspector que estará al frente de estos trabajos. Los gastos serán de cuenta de la Corporación peticionaria, que anticipará la cantidad de trescientas pesetas y terminados los trabajos se efectuará la liquidación, devolviendo el sobrante o reclamando el exceso sobre la cantidad depositada. El Ayuntamiento abonará por una sola vez como indemnización por daños y perjuicios la cantidad setenta y dos pesetas con ochenta céntimos por la faja de terreno a razón de dos pesetas por metro cuadrado.
Concluye el documento diciendo que el emplazamiento del cruce será el indicado en el plano que se acompaña, fechado el 3 de junio de 1947, mostrándose seguidamente parte de ese documento, época en la que el alcalde de Moralzarzal era Manuel López Antuñano.


Y el plano al que hace referencia ese documento, se muestra abajo de estas líneas, y corresponde al cruce de la vía por la carretera M608, carretera que desde Villalba pasa por Moral y lleva a Cerceda y Manzanares el Real, donde se ha dicho antes que ahora se encuentra allí el restaurante y hotel del Cenador de Salvador, y corresponde la fecha con la época en la que se empezaba la construcción de chalets de la colonia del Carmen, edificios que construyó Maximino Sánchez. La conducción solicitada era para abastecer de agua a esa colonia, pues los dos chalets que había entonces, el de Gonzalo Sanz Morales y el de Rafael Gómez de la Granja, se abastecían de los pozos que tenían en sus parcelas.

plano tubería

En 1941 se crea RENFE y esta empresa absorbió algunas líneas y empresas dedicadas al transporte por ferrocarril, entre las que se encontraba ferrocarril del NORTE, la que explotaba "nuestro tren" de villalba al Berrocal.
La carga de trabajo de las canteras disminuyó en la segunda mitad de los años 50, y si la explotación fuerte de las canteras fue razón para la creación de la línea, su disminución fue la causa de que el alcalde de Villalba D. Antonio Vacas Rodíguez pidiera su desmantelamiento, apoyándose también en el impedimento que suponía para la expansión de su pueblo, lo que hizo que su petición hecha a mediados de 1954, y en el BOE de fecha 6 de julio de 1956 apareciera el decreto de desmantelamiento de la línea.

En el cementerio de Moralzarzal, pegada a la tapia que da al Sureste, se puede ver una lápìda recordando al encargado de la estación de El Berrocal, y la inscripción dice:

D.   O.   M.
EL SR. D. PEDRO VALERA Y CALVE
FALLECIÓ EN LA ESTACION DE EL BERROCAL
DE LA QUE ESTABA ENCARGADO
EL 6 DE DICIEMBRE DE 1898
R.   I.    P.
RECUERDO DE SUS HERMANOS

En el libro de enterramientos de la parroquia de Moralzarzal, consta como enterrado el siete de diciembre de 1898 un soltero de 55 años, llamado Pedro Valera Calvet, varón, natural de Jaén, fallecido por congestión cerebral según el parte facultativo, pero el segundo apellido difiere del de la lápida ya que acaba en T, CALVET en lugar de CALVE que pone en la lápida, y lo firma el párroco D. Remigio Muñoz, que fue fusilado en las Salineras (Collado Mediano) el día 19 de agosto de 1936.

Y en la foto siguiente se puede ver la lápida y la inscripción dicha.

lápida

Se ve en la lápida el encabezamiento de la inscripción que empieza cone D. O. M. que es la abreviatura de la expresión latina "Deo Optimo Maximo" y tiene como significado cristiano «Para Dios el mejor y más grande», y hacia el final pone R. I. P. expresión latina de "Requiescat In Pace" que significa «descanse en paz», que es el final del responso que la Iglesia Católica reza por los difuntos.

También consta enterrado en el cementerio de Moralzarzal un hermano de Pedro, llamado Juan Valera Calvé, a la edad de 55 años y encargado asimismo, después de Pedro, de la estación del ferrocarril, natural de Jaén como dice la partida de defunción, fallecido en febrero de 1905, y una hermana de ambos también fallecida en 1905, diez días después que su hermano Juan, aunque ésta, llamada María Antonia, tenía 58 años.

En el censo de Moralzarzal de 1931 consta un ferroviario que vivía en el Gamonal, zona de la estación del tren del Berrocal, y se trata de Agustín Lucas Sánchez, nacido en Robledo de Chavela en 1896, viviendo con su mujer Encarnación Ayra y sus hijos, nacidos en el pueblo vallisoletano de Gomeznarro, en el palentino de Herrera de Pisuerga y su hija María Raquel nacida en Moral en noviembre de 1930.

Y a continuación se muestran dos fotografías de lo que hicieron en Collado Villalba con el puente de hierro por el que el tren pasaba sobre el rio Guadarrama, que lo han conservado y sirve de pasarela peatonal para salvar el rio un poco más abajo de su antigua ubicación, y traviesas que han utilizado para hacer los escalones de una escalera cerca de donde han colocado el puente.

puente traviesas

Como recuerdo histórico, en una de las rotondas de Villalba, en la que hay para tomar la carretera de la Coruña en dirección a Madrid, se pueden ver desde herramientas hasta traviesas y otras cosas que han sabido conservar para recordar lo que hubo ya hace tiempo, y que forma parte de la historia de esta zona, y también se puede ver en esa rotonda el cartel que indicaba que se llegaba a la estación de El Berrocal

cartel

Cuando se ve el tope de la línea, que se encuentra junto a la tapia de la finca "El Berrocal", parece que tiene sentido, pero pensando me surge una pregunta y es que si entonces no existía esa tapia, ya que el terreno se concedió para dicha finca en febrero de 1900, porqué la línea no se hizo más larga hasta alcanzar la zona de las canteras y que la carga se hiciera con un acarreo más corto, y también se tiene respuesta a esta pregunta al ver que la compañía concesionaria del ferrocarril hizo un estudio para alargarla casi un kilómetro más y así acercarse a las canteras de Becerril que se explotaron más allá del arroyo Matalebrillos, pero a pesar de haber hecho en 1889 la solicitud al Ministerio de Fomento para efectuar la prolongación, al final no se hizo.

Se pueden ver recuerdos de muchas de las cosas dichas en las líneas expuestas hasta ahora, en la colección de fotos que se muestran en esta sección, y para ver la colección, tienes que pinchar en esta de abajo, donde aparece lo que queda del edificio de la estación del Berrocal.

edificio de la estación



biografía : El ferrocarril Villalba-Berrocal de Javier Aguado Martín

© 2006 - Antonio López Hurtado