flor de zarzamora


Esta colección de fotografías de plantas, nos da una idea de la flora del término de Moralzarzal, y es el resultado de mis andanzas por los campos del pueblo, las dehesas, la ladera de Matarrubia, El cerro del Telégrafo, Capellanía, el Cañuelo, el Retamar, Cerrillo de las Pozas, el Robledo, el Romeral, la Cañada, Peña Cardín, la Solana, Canto Hastial, el Contadero, Peña Herrera, Peñaliendre, Silla del Diablo, Cerro Lechuza, la zona de la Navata de Moral, el Cuchillar ....

A lo largo de años, he visto el desarrollo de muchas especies, he tenido que ser paciente ya que el ciclo de vida de muchas de ellas suele ser más bien corto, se desarrollan dentro del año y a veces de pocas semanas, y por lo tanto, si no vas en la época precisa, se pasó el tiempo y ya hay que esperar al año siguiente para poder verla. Están ahí, pero o bien porque la flor ya se ha ajado y sin ella pasas por los campos y no las puedes apreciar o porque la planta ya cumplió su ciclo vital y no queda nada a la vista; la cosa es que en cualquiera de los dos casos ya no hay remedio hasta el siguiente año. También las hay que requieren bastantes años hasta que se desarrollan completamente, pero las más llamativas son las de ciclo vital corto.
Por eso, a veces tienes que decidirte a salir al campo aunque estén cayendo chuzos de punta o el frio haga desagradable el paseo, como ocurre para ver el azafrán serrano o los crocus, que suelen tener un ciclo semanal (los ves un día y a la semana siguiente ya no los puedes ver) y solo se ven a finales de febrero y principio de marzo, en muchas ocasiones con la nieve tapándolas, pero aquí está lo que he visto y que quiero dar a conocer.
Muchas de las especies que he visto en la urbanización el Retamar (zona a la que considero un botánico por la cantidad de especies que hay y tan bellas), y solo las he visto allí, puede que ya no las volvamos a ver debido a que están construyendo más casas y se ha destruido el hábitat donde se dan algunas especies. También se ha perdido otra zona donde había muchos ejemplares de nazarenos, lino azul y otros, y es el Cerrillo de los Linares, donde han "plantado" el centro de reciclaje de residuos de demolición y construcción.
En la época de verano, cuando está la hierba alta y seca, si quieres ver algunas especies tienes que darte prisa y tener suerte ya que los servicios de limpieza (medio ambiente) se encargan de segar y limpiar de hierbas muchas zonas para evitar el peligro de incendios, con lo que te puedes quedar con las ganas de ver lo que querías, como ocurre en el Berrocal en la ribera del río Navacerrada (un día fui a ver la simiente del tártago o lechetrezna - Euphorbia latrhyris y habían segado todo, desapareciendo la planta que quería ver).
Para este lego en botánica y hoy día aficionado a ella que os cuenta esta historia, todo empezó un día en que me fijé en la roseta de hojas que formaba una planta que ví cerca de la curva que hace el camino que sube hacia el Cerro del Telégrafo y muy cerca del vivero; me llamó la atención y cada vez que pasaba por allí miraba y veía la planta, hasta que un día me dí cuenta de que tenía un conjunto de flores de color amarillo en una especie de candelabro. Me puse a la tarea de averiguar qué planta era hasta que me enteré que era un gordolobo (Verbascum pulvurulentum), y a partir de entonces empezó mi curiosidad e interés por conocer los nombres de las plantas que veía
Así que me puse a recorrer los campos del término del pueblo, como he dicho al principio de esta introducción y ví plantas raras como los equisetos o como las orobancas, ¿suicidas? como el arceutobio (muérdago del oxicedro) que parasita la cada (o enebro) y al final mueren las dos; y bellas como las peonías, los lirios, las jaras, los salsifís, los linos, las bellis, los narcisos, los gamones, los gladiolos etc. y he visto la belleza, el fino diseño y la grandeza que puede haber en pequeñas y humildes plantas que el Creador nos ha dejado, para que disfrutemos de ellas y las respetemos para poder gozar de esa belleza, nosotros, nuestros hijos y las generaciones venideras. Una especie que es bastante rara y parece ser que está en vias de extinción es la orquídea estival - Spiranthes aestivalis y es facil que desaparezca si se construye en una zona de los praderones cercana al rio Matalebrillos.
Por eso, desde esta humilde página web, pido al que la lea, que respete lo que hay en el campo que es un patrimonio que hemos heredado de nuestros mayores y que tenemos que conservarlo.
Lo de pequeñas lo digo, por citar algún ejemplo, por la flor de la linaria amatista, que mide tan solo 2 cm. de largo y no llega a 1 cm. de ancho, o la nomeolvides, preciosa flor de color azul que tiene un diámetro de entre 2 y 5 mm.
Para transmitir mis pobres conocimientos de la flora de este pueblo, he pensado que es mejor dar una lista o catálogo de lo que he visto, las plantas que conozco y las que no sé como se llaman y en este caso esperar que alguien que las conozca tenga a bien informarme de su nombre.
La verdad es que he disfrutado mucho andando por todos los parajes del pueblo al que vine por primera vez en el año 1951, he visto los cambios producidos tanto en el casco urbano como en el campo, unos para bien y otros para menos bien, (precio pagado por el ¿desarrollo?), se pasaba por campos en los que no había trabas como las hay ahora con alambradas, tapias y pasos cerrados con cadenas y candados, algunas puestas arbitrariamente pues han cortado el paso por cañadas y caminos utilizados antiguamente (p.e. el antiguo camino a Hoyo de Manzanares), y fruto de esas andanzas, me decidí a plasmar de alguna manera mis experiencias para que todas aquellas personas que siendo o no amantes de la naturaleza, puedan conocer algo del patrimonio natural de mi querido MORALZARZAL.

Sobre lo dicho antes acerca de las trabas y obstáculos encontrados, no ya en los campos, sino en los caminos, en las dos fotos siguientes se puede ver ejemplos de ello, en la que hay a la izquierda, la alambrada que cierra el paso por el antiguo camino de Moralzarzal a Hoyo de Manzanares y a la derecha se puede contemplar el paso cerrado con una puerta con alambrada, cadenas y candados del camino de Cerceda al Palancar (paso que hay cuando se llega a la zona militar, después de pasar el arroyo de la Muela de Roque), encontrándose estos dos ejemplos en terrenos del término de Moralzarzal.

 alambradas cerrando el paso por el camino a Hoyo  cadenas y candados en el camino de Cerceda al Palancar


© 2006 - Antonio López Hurtado