Potro para herrar

A continuación se muestra una foto de un potro que han sabido conservar en un pueblo muy cercano a Moral, me refiero a Cerceda, y nos da una idea del que había en nuestro pueblo. Este aparato, muy útil en tiempos no muy lejanos, se usaba para atar y poder sujetar a las vacas, bueyes o caballerías bravías a los que tuvieran que poner herraduras, es decir, el hierro aproximadamente semicircular que se clava a las caballerías en los cascos o a algunos vacunos en las pezuñas para que no se los maltraten con el piso. En el caso de animales vacunos, el nombre que reciben es el de "callo" y según el diccionario de la Real Academia de la Lengua se llama callo a cada una de las chapas, a modo de herraduras, con que se refuerzan las pezuñas de las vacas o de los bueyes domésticos.
En la zona del Norte de España normalmente se solían hacer de madera, pero en esta zona eran de granito, consecuencia de la abundancia de canteras de este material.
El potro tenía unas hendiduras en las que había traviesas o vigas de madera y de ellas se colgaban unas correas grandes y fuertes a modo de cinchas, para sujetar al ganado, que era introducído entre los pilares verticales, se los amarraba por los cuernos, y se tiraba de las cinchas de manera que el animal quedara colgado y por tanto sin capacidad para moverse, y cuando ya estaba sujeto de manera que no pudieran cocear o cornear, el herrero le ataba la pata que iba a ser "calzada", empezando por quitar lo que quedara de la herradura vieja valiéndose de herramientas como la escofina, tenazas y martillo, limpiaba la pezuña, y a continuación, por medio de una cuchilla plana llamada pujavante, se dedicaba a limpiar y nivelar la pezuña y seguidamente clavaba el "callo".
A veces también se usaba el potro para poder hacer algún tratamiento al animal y era necesario inmovilizarlo.
En la foto se aprecian las cuatro piedras en posición vertical, más pequeñas y con acanaladuras, que eran donde apoyaban la pata a herrar y son las llamadas apoyos. En las piedras más grandes se pueden ver los agujeros en los que se sujetaban las vigas o traviesas de madera

 potro como el que hubo a la puerta de la fragua

foto del potro que se conserva en Cerceda y parecido al que hubo a la puerta de la fragua y abajo uno usado todavía en otro pueblo


© 2006 - Antonio López Hurtado