aguas del Robledo

El manantial del Robledo era el que abastecía a los caños grandes de la fuente de los Cuatro Caños, y hoy día sigue dando un agua muy buena. Está cerca del vivero, y todavía la puede deleitar el paseante que suba hasta el alto del Telégrafo por el camino forestal, en la fuente de la curva del vivero.
Antiguamente se bebía de una arqueta que está al lado de la fuente, se levantaba la tapa y se bebía en un bote de hojalata que allí había.
En 1885 se llevaron las aguas hasta el pueblo, siendo regidor D. Angel González Solís, haciéndose un pozo, un depósito y una conducción con unas cuantas arquetas, todo lo cuál aún se puede ver.
A continuación podemos ver unas fotos con algunos detalles de lo dicho, y para ver las arquetas no hay más que fijarse a la derecha del camino cuando se baja desde la fuente del vivero hasta el pueblo.


tapa del pozo depósito
placa en la fuente de los Cuatro Caños una de las arquetas de la conducción


© 2006 - Antonio López Hurtado