Ruta de Canto Hastial a la cascada del Covacho

Esta ruta es complemento de la que lleva desde el pueblo hasta Canto Hastial y es una muestra de la red de rutas que se pueden hacer por la maraña de senderos que cubren la zona y que forman una red como si fuera una tela de araña.

Estando en la cima de Canto Hastial, se empieza a caminar en dirección este y se gira a la derecha, viéndose enseguida un sendero que cruza una tapia que limita la zona militar, y una vez pasada la tapia y mirando atrás se puede apreciar la propia cima de Canto Hastial como se puede ver en la foto 1.

 sendero que parte de Canto Hastial, y tapia a la derecha
foto 1

Enseguida se pasa por entre unas rocas que hacen un paso natural del sendero (foto 2) y pasadas esas rocas, si echamos la vista a la izquierda se puede ver Peña Alonso y el Picazo y a la derecha Peña Herrera. El sendero discurre entre berceos, jaras, cantuesos y perpetuas. También se pueden ver matas de dragón amarillo, centaureas, clavellinas, tomillo salsero, dedaleras y alguna encina y enebro.


 el sendero por el que se empieza a bajar         el sendero va entre berceos
foto 2                       foto 3

A mano izquierda queda la tapia de piedra trás la cual se encuentra la parte del monte que pertenece a la zona militar, viéndose al fondo los riscos de la Pedriza y el embalse de Santillana. Se sigue bajando y después de una zona de matas de tomillo salsero continúa otra con berceos y mirando a la derecha se ve un esqueleto de enebro con una chapa ya roñosa indicando coto de caza, aunque aquí no suben a cazar, y detrás se distingue la peña del águila (foto 4). Al fondo y un poco más a la izquierda se ve la Cruz de los Caidos y a su izquierda El Escorial y su monasterio.

 la Peña del Águila en el centro de la foto
foto 4

De frente tenemos Contadero y al fondo el embalse de Valmayor. Viene una parte del camino que discurre entre jaras y a continuación más berceos, llegándose a la confluencia con el sendero que viene del barranco de Contadero. Se toma ese sendero yendo hacia la izquierda y se sube ligeramente. Cuando viene un rellano y el camino comienza una curva a la izquierda, hay que poner atención para ver un sendero que sale a la derecha que es el que hay que tomar, pues es el que lleva hacia Peña Herrera.

 confluencia con el sendero que sube del barranco de Contadero         sendero a tomar, que sale hacia Peña Herrera
foto 5                       foto 6

Aquí el camino discurre por una zona llana donde se pueden ver plantas de cardo cuco, jara de ládano, alguna retama, torviscos y cantuesos, y a la izquierda, un poco más lejos se ven bardagueras, señal inequívoca de la presencia de agua. En un punto del camino, se distingue de frente el alto del Canto del Pico de Torrelodones con la silueta característica del hotel (foto 7). A la izquierda, junto a unas encinas se ven unas rocas que semejan un animal, que pudiera ser un ave.

 Canto del Pico de Torrelodones         rocas semejando un ave en reposo
foto 7                       foto 8

Continua el camino discurriendo entre albardines, y a la izquierda sale un sendero hacia unas bardagueras (foto 9) donde se encuentra el manantial de los Abantos. Siguiendo el camino, a la izquierda se ven las rocas de la cima de Peña Herrera; viene una ligera subida y aquí se aprecian cantuesos, más jaras, alguna peonía, enebros y romero, alcanzándose la parte más alta a solo 1275 m. de altitud. A la derecha se ven los canchales de Canto Hastial, viniendo a continuación una zona de rocas de cuarzo lechoso con piedras sueltas y se empieza a bajar. Abajo se ve Cerro Lechuza y a su derecha Cerro Mirete y el Cerrulén.

 bardagueras donde el manantial de los Abantos        abajo se ve Cerro Lechuza y detrás el Cerrulén
foto 9                       foto 10

Hay un punto donde se gira a la izquierda y a la derecha hay un montón de piedras apiladas de cuarzo lechoso, viéndose de frente Cerro Lechuza y detrás la Navata de Moralzarzal; más allá están las Bóbilas y la casa de Cerrulén. Viene una zona de piedras sueltas y de arcilla, con lo que hay que tener precaución para no resbalar, sobre todo en tiempo seco, pues la vista es muy hermosa y se puede uno distraer y dar con las posaderas en el suelo.
Viene una curva a la izquierda y a la derecha sale un sendero (foto 11) que va hasta el camino que sube hacia Canto Hastial por el barranco de Contadero, encontrándose con él cerca de donde el arroyo de Contadero se cruza con el camino.

 sendero hacia el camino a Canto Hastial por el barranco de Contadero
foto 11

A la izquierda se ve Cerro Lechuza y más a la izquierda se ve la Loma del Cuchillar, el Picazo y el camino que sube a Peñaliendre, y más arriba y a la izquierda se ve la Silla del Diablo.

 sendero hacia la parte baja del barranco de Contadero        cruce con el sendero que va a Peñaliendre
foto 12                       foto 13

A la derecha se ven rocas de granito con cuarzo y cerca una alambrada que apenas se vé, con lo que ha de tener precaución el que se acerque para no pincharse, estando junto al límite de Moralzarzal con Collado Villalba. Gira el sendero a la izquierda y a la derecha se ve otro que va también al barranco de Contadero (foto 12), aunque ya a la parte baja. Después del giro a la izquierda, la bajada es un poco más pronunciada y se llega al cruce con el camino que lleva al mirador y casa de Peñaliendre. (ver ruta R9)
Pasado el cruce, se sigue el sendero de frente y se ve que va hacia un barranco que vierte sus aguas al arroyo del Endrinal. De cara se tiene Cerro Lechuza, viéndose en el camino plantas de jara, romero, cantueso y perpetua; al poco se incorpora por la izquierda otro sendero que viene del camino a Peñaliendre. Se ve a continuación un montón de piedras a la izquierda cerca de unas encinas, y comienza una ligera subida, viéndose algún tomillo blanco, peonía, escaramujo, enebros jóvenes y una cosa muy curiosa, restos de macetas de barro, seguramente abandonadas después de una repoblación forestal, pues la zona está en la cara opuesta de Cerro Lechuza donde hubo un vivero. También se puede ver algún hipérico y en los huecos de las rocas clavellinas, plantas típicamente rupícolas.

 montón de piedras cerca de encinas         detrás de Cerro Covacho se ve el Picazo
foto 14                       foto 15

En la parte alta se ve de frente Cerro Covacho y a la izquierda del barranco de Peña Herrera se puede contemplar la Loma del Cuchillar, y más alejado el Picazo y un poco más a la izquierda la Silla del Diablo. Atrás se puede ver Peña Herrera, la zona de Contadero y Canto Hastial. Por esta zona entre otras plantas se distinguen linarias, cardo cuco y abremanos. Se pasan unas piedras apiladas y a la derecha sale un difuminado sendero que va hacia la parte alta de Cerro Lechuza, pudiéndose ver cantuesos, perpetuas y dedaleras. Cuando el camino toma una curva a la derecha, a la izquierda sale un sendero que baja hacia el barranco de Peña Herrera (foto 16), llegando a una pradera con zonas que se ven hocicadas por los jabalíes y también unas cuantas lanchas graníticas bastante grandes, pudiéndose contemplar desde esa zona unas vistas muy hermosas. Volviendo a camino primitivo, se sigue bajando y se pasa a los pies de un macizo de rocas graníticas con una encina en la parte superior de la roca más alta (foto 17). Se llega a una curva y a la izquierda se puede ver una antigua conducción de agua, pasando el sendero sobre ella. Esa conducción llevaba el agua desde el manantial del Cuchillar hasta la zona de la Navata de Moral, a los pies del Cerrulén. Viene una bajada acusada y al poco se ve el barranco por donde discurre el arroyo de Peña Herrera. Mirando al frente se distingue la línea de fresnos que hay en la orilla del arroyo, que están donde se incorpora al arroyo de Peña Herrera el de Peñaliendre, bajando éste por el barranco que hay en la cara norte de la Loma del Cuchillar, entre ésta y Cerro Covacho.

 a la izquierda el sendero que va al barranco         alcornoque en lo alto de un roquedal
foto 16                       foto 17

Al fondo se ve la casa de Cerrulén y más a la izquierda la curva de peregrinos de la carretera N-VI, y la urbanización la Berzosa. Arriba de un alto se ve recortado el palacete del Canto del Pico. Viene a continuación una bajada resbaladiza, un poco pronunciada y algo incómoda por la arena y las piedras sueltas y se llega junto al arroyo de Peña Herrera. En esta zona hay algunos juncos y matas de dragón amarillo. Se llega a un lugar donde hay unas rocas, un enebro a la derecha y un fresno a la izquierda del camino. Vamos por la izquierda y se cruza el arroyo, se sube un poco y se ve el sendero poco marcado que va hacia unas rocas, dejando un par de encinas a la izquierda. se sube un poco más y desde ahí se puede contemplar el camino que va a Hoyo de Manzanares y a la derecha la lancha de granito por donde discurre el camino que viene de Villalba. Se baja un poco y aparece la cascada del Covacho.

 la cascada en época de aguas
foto 18

Este recorrido descrito en estas líneas, además de no ser largo, es todo de bajada, con lo que se hace muy comodamente.
Para volver a Moralzarzal desde aquí, se hace el camino inverso descrito en la ruta de Moral a la cascada. (ver ruta R6)


A continuación se puede ver marcado con puntos blancos el recorrido de esta ruta sobre una vista aérea de la zona.




Información sobre los puntos marcados en el plano se puede ver a continuación.

punto información punto información
 1   después de pasar la tapia - foto 1  2  paso entre rocas - foto 2
 3  cruce con camino que viene del barranco de Contadero - foto 5  4  toma del desvio hacia Peña Herrera - foto 6
 5  rocas semejando un ave - foto 8  6  bardagueras del manantial de los Abantos - foto 9
 7  salida de sendero hacia el barranco de Contadero - foto 11  8  siguiente salida hacia el barranco de Contadero - foto 12
 9  cruce con sendero que va a Peñaliendre - foto 13 10  montón de piedras antes de unas encinas - foto 14
11  salida de sendero hacia el barranco de Peña Herrera - foto 16 12  encina en lo alto de unas rocas - foto 17

© 2006 - Antonio López Hurtado