Varetón en el Redegüelo

(pasa el puntero sobre las fotos para ver la leyenda)


En el verano de 2008, exactamente el día 20 de agosto, fui a dar una vuelta por la zona de la Cañada Real Segoviana o Cañada de la Merinas, acompañado de un colega y nos adentramos por la calle que va bordeando la finca Navalcaide en su parte Sur, que perteneció al famoso torero Domingo Ortega. Esa calle discurre entre la tapia de esa finca y las tapias de otras como la Suerte de Escribano y la zona del Redegüelo. Cuando estábamos a la altura de esta última, en la zona correspondiente al término de Moralzarzal, nuestra sorpresa fue mayúscula al ver tendido al otro lado de la alambrada de separación con la calle, un hermoso ejemplar de ciervo que intentaba levantarse pero no lo conseguía. Pensamos qué hacer y mientras mi compañero llamaba al 112, yo comunicaba con la policía municipal de Moralzarzal para pedirle el teléfono de la Guardia Civil de Cerceda, de la policía municipal del mismo pueblo y de SEPRONA. Como consecuencia de las llamadas, al final nos pusimos en contacto con al Grupo de Rescate de la Fauna Autóctona llamado GREFA y empezamos a contar lo que nos habíamos encontrado.
La persona con la que contactamos, Laura, nos preguntó sobre características del animal, porte, tamaño, peso aproximado, ... y después de contestar a sus preguntas nos dijo que tendría que venir en un coche más grande del que tenía, y tardaría un rato ya que estaba en Móstoles.


 vista del ciervo tumbado al otro lado de  la alambrada  Laura, miembro del grupo de rescate, hablando por teléfono


En el buen rato de espera, veíamos al venado que hacía esfuerzos para incorporarse y no podía, asimismo nosotros nos veíamos impotentes al ser conscientes de saber que no podíamos hacer nada, solamente esperar al equipo de rescate. En una de las posteriores conversaciones telefónicas, nos pidió que la diéramos con más exactitud nuestra posición pues ya estaba cerca de Cerceda. La dimos más información y la dijimos que estaba cerca de la Cañada Real Segoviana por la zona donde cruza a la carretera M607, muy próxima a la gasolinera e incluso la dimos nuestras coordenadas, pues suelo llevar un GPS cuando realizo mis excursiones. Por fín llegó, pero el coche que traía era pequeño y después de ver al animal y hablar con su base en Majadahonda la dije de sacar el ciervo por debajo de la alambrada, cosa que hicimos arrantrándolo y le pusimos en la misma calle. Además le tapamos la cabeza con un paño de manera que no viera, con lo que intentábamos que se tranquilizara, cosa que ocurrió, se calmó y entonces Laura se marchó a la base de GREFA para traer otro coche y a más miembros de la organización para poder subir el animal al vehículo, ya que pesaría sobre 70 kilos, un macho de entre 1 y 2 años con la cornamenta de una sola punta .
En las fotos siguientes se puede ver al varetón, al que colocamos en la calle, con un paño tapándole la cabeza para que al privarle de la visión se calmara, ya que estaba bastante excitado, y otro paño para protegerle un poco de las moscas que no paraban de incordiar. Se pueden apreciar sus dimensiones ya que la vara que hay en el suelo (mi compañera en los paseos que doy por los campos) mide casi 1,50 m. En la otra foto se puede ver a mi colega Aurelio contemplado con resignación al infortunado animal.


 el ciervo con la cabeza tapada y colocado en la calle  mi colega contemplando el venado


El tiempo pasaba y se hacía pesada la espera, así que íbamos hasta el final de la calle y volvíamos, salimos hasta la Cañada, al pricipio de la calle y mirábamos por si aparecía algún vehículo, pero nada de nada. Volvimos al punto donde se encontaba el venado y al cabo de un rato comunicamos con Laura y supimos que ya se habían puesto en camino hacia donde nos encontrábamos y que la tardanza se debía a que un equipo de periodistas de TVE les estaban haciendo un reportaje y de ahí el retraso, pero que ya venían.
Desde que Laura se fue a buscar ayuda, que eran más o menos las 11:30 hasta que por fin aparecieron a las 13:30 los miembros del grupo de rescate, la espera se hizo bastante pesada, pero al fín llegaron los miembros de GREFA, entre los que se encontraban un veterinario y un naturalista (Ernesto) además de Laura, y también vino un grupo de tres personas de TVE y se pusieron a hacer un reportaje sobre el tema.


 el veterinario sedando al ciervo para poder meterlo en el transporte  Preparandose para el reportaje


Nada más llegar, los miembros de GREFA se pusieron manos a la obra y el veterinario, después de reconocer al animal, le inyectó un sedante para que una vez dormido lo pudieran manejar sin problemas, ya que era un ejemplar de buen tamaño y pesaba bastante, por lo que al estar consciente, como se movía, no se podría realizar con facilidad la operación de subirlo al furgón para su traslado. Mientras se esperaba a que el sedante surtiera efecto, los periodistas realizaron su labor y obtuvieron el reportaje que remataba el que habían iniciado en la central del grupo GREFA que está situada en Majadahonda, entrevistando tanto a los miembros del grupo como a mi colega Aurelio y a mí. Al cabo de unos minutos, el ciervo ya estaba sedado, lo colocaron sobre una manta y entre cuatro lo llevaron hasta el furgón, colocándolo en el espacio trasero donde suelen transportar los animales cuando hacen operaciones de esta naturaleza.


 subiendo el ciervo al furgón  el ciervo ya cargado en el transporte


La pena es ver como un pobre animal sufre un accidente grave debido a la colocación de alambradas para evitar que escapen ejemplares de especies que tienen en algunas fincas solo con el objetivo de cazarlos. GREFA se comunicó con mi colega Aurelio y le dijo que el vareto tenía problemas con las patas traseras, no las movía, por lo que pensaban que se había lesionado la columna vertebral y que el número de intervención era el 08/2381. A los pocos días llamé interesándome por el asunto y al parecer se había roto algunas vértebras y de ahí que no pudiera mover las patas traseras, por lo que tuvieron que sacrificarlo. En esa misma zona, y en esa misma calle, hace casi un año, encontré otro ejemplar de ciervo muerto que se quedó atrapado boca arriba entre la tapia de piedra y la alambrada que hay muy próxima, supongo que al dar el salto para salvar el obstáculo, foto que se pueden ver en el reportaje sobre animales encontrados muertos en el campo.
Y esta es la narración de una aventura inesperada vivida en los campos de Moral unas pocas horas antes del fatal accidente ocurrido en Barajas por el avión de Spanair, motivo por el que el reportaje no se emitió en "España en directo" esa tarde.
(Los miembros de la asociación GREFA hablaban de vareto, pero en el diccionario he visto varetón, que es el ciervo jóven, cuya cornamenta tiene una sola punta).


© 2006 - Antonio López Hurtado