(Placas, como esta de la foto, estaban en las señales de los vértices, correspondiendo ésta al vértice Estepar)

Los vértices geodésicos son señales permanentes materializadas sobre el terreno y que forman parte de una red de triángulos  cuyas coordenadas se calcularon con la mayor precisión y exactitud posibles. Esa red de triángulos se extiende a lo largo del globo terráqueo por lo que todo el mundo está comunicado a través  de los vértices geodésicos y con el mismo sistema de coordenadas.

La materialización se hizo por lo general con cilindros de 1,20 metros de altura sobre un dado de hormigón cilíndrico o cuadrangular. Encima de la señal se instalaba el instrumento topográfico para hacer las mediciones necesarias, y desde cada una se deben ver varias, por lo que están situados en los lugares más altos y despejados y con una gran visión paisajística.
Con las mediciones hechas desde estas señales se han desarrollado los mapas, como el Mapa Topográfico Nacional a escala 1:50.000 empezada su realización por el Instituto Geográfico y Estadístico dirigido por el militar D. Carlos Ibáñez e Ibáñez de Ibero, luego llamado Instituto Geográfico y Catastral y actualmente Instituto Geográfico Nacional. Aunque las Cortes aprobaron la ley de Medición del territorio en 5 de junio de 1859, las observaciones ya se habían iniciado en 1858.

Dependiendo de la longitud de los lados de los triángulos, o lo que es lo mismo, las distancias entre vértices, éstos se dirán vértices de primer orden, segundo o tercero. La distancia entre vértices de primer orden es de unos 40 km., de 15 a 20 km. entre los de segundo orden y de 5 a 10 para los de tercer orden. Los vértices de primer orden son los que determinan un triángulo de primer orden y contienen triángulos de segundo y tercer orden y los de segundo orden contienen triángulos de tercer orden. Dicho esto, un vértice de primer orden forma parte del propio triángulo de primer orden, de uno de segundo y de uno de tercer orden. Y un vértice de segundo orden forma parte, además del propio triángulo de segundo orden y de uno de tercer orden.

Los vértices que rodean el término de Moralzarzal son de tercer orden y se pueden ver en las fotos siguientes.

A la izquierda, fotografía del vértice geodésico SOLANA 

 
Este vértice se encuentra en pleno término de Moralzarzal, por arriba de la Ladera de la Suerte, entre Peña Cardín y el Portillo de la Mina. Está a una altitud de 1292,70 m. en la cumbre del monte Solana.
En la foto de la derecha se puede ver la señal del vértice geodésico CABEZA MEDIANA

Se encuentra en el monte Cabeza Mediana, conocido en la zona como Cerro del Telégrafo, entre los términos de Collado Mediano y Moralzarzal, y está a una altitud de 1330,30 m..
A la izquierda, fotografía del vértice geodésico CERRULÉN 

 
Esta señal se encuentra en terreno de Galapagar a unos cuatro metros del término de Moralzarzal y está a 1037,50 m. de altitud, en la zona de Cerrulén, cerca de la Navata de Moral.
En la fotografía de la derecha se ve la señal del vértice geodésico ESTEPAR.

Esta señal está en el término de Hoyo de Manzanares a una veintena de metros del término de Moral y a 1402,90 m. de altitud. Es el punto más alto de la Sierra de Hoyo.
En esta foto de la izquierda se ve el vértice geodésico
COBERTEROS

 
Esta señal se encuentra en el término de Becerril a unas decenas de  metros del término del Moral, a la izquierda de la carretera que sube hasta Mataelpino, y a una altitud de 1023,60 m.
En la fotografía de la derecha se ve la señal del vértice geodésico CALBACHE.

Esta señal está en el término de El Boalo (Cerceda) a uno 200 metros del término de Moral, en cerro Saluda (en la zona cercana a Colmenar Viejo) y a una altitud de 1107,19 m.
 a la derecha se ve la Silla del Diablo y Canto Hastial
En esta foto se ven las piezas metálicas encastradas en el pie cilíndrico donde se apoyaba el instrumento topográfico para hacer las mediciones

 
Corresponde al vértice geodésico de COBERTEROS
En la fotografía de la derecha se ve lo que queda de la placa en la señal del vértice geodésico de
CABEZA MEDIANA
(los remaches que la sujetaban).


Actualmente está en ejecución el proyecto del Instituto Geográfico Nacional llamado REGENTE, acrónimo de :
REGEodésica Nacional por  Técnicas Espaciales
con el que se pretende establecer en toda España una red de altísima precisión, formando esta nueva red como una malla de puntos que ya eran vértices geodésicos de primer orden y elegidos de manera que en cada hoja del mapa topográfico nacional a escala 1:50.000 solamente haya un único vértice REGENTE, lo que equivale a uno por cada 500 kilómetros cuadrados.
Una aplicación muy importante de esta red es la ayuda eficaz a los usuarios de técnicas de mediciones usando el sistema GPS de comunicaciones con satélites, como pueden ser la geodinámica, la topografía, hidrografía, obras civiles, navegación, el uso militar, la navegación aérea, la circulación por carretera, ...
El sistema GPS  (Global  Position System) es un sistema de posicionamiento global mediante comunicación con una red de 24 satélites distribuidos en 6 órbitas con 4 satélites por cada una, que constituyen la constelación NAVSTAR del departamento de defensa de Estados Unidos.
Dentro de unos pocos años tendremos el sistema GALILEO que contará con 30 satélites y será el Sistema Global de Navegación por Satélite europeo para ser independientes del GPS americano y del GLONASS ruso.




© 2006 - Antonio López Hurtado