(para desarrollar cada tema, pincha en la foto correspondiente o en el enlace, p.e. cruces)


La primera cosa que puede llamar la atención es el gentilicio familiar con el que son conocidos los nativos del Moral, cebolleros  y según la tradición, parece ser que las gentes que pasaban cerca del pueblo, veían las plantaciones  de cebollas y de ahí que se empezara a hablar de ...

estos cebolleros, aunque hay otra versión que habla de que nacieron cebollas en un lateral del altar mayor de la iglesia.


          

En la foto se pueden ver marcas en una roca en la finca el Chaparral de Cerceda (monte del marqués), donde se puede apreciar la C de Cerceda, una cruz y la M de Moral.



Entre otras cosas que despertaron mi curiosidad al dar los paseos por tantos lugares
de los campos del Moral quiero destacar las cruces, marcas o mojones
que indican los límites del término y que definen la línea de separación con
los pueblos colindantes, así como también las señales y marcas o mojones
que delimitan la separación de zonas de dominio público y privado.

          

En la foto se puede ver la fuente de la Penosilla con el chorro de agua helado.          


          





También me parece muy curioso el conjunto de los vértices geodésicos que se encuentran alrededor de la línea que delimita el contorno del término, y si bien no están justamente en el propio término, están como mucho a una decena de metros del terreno del Moral como Cabeza Mediana, Estepar y Coberteros, este último un poquito más alejado

     En esta foto se ve la señal del vértice geodésico de Cerrulén

          

     Fotografía donde se pueden ver las ruinas de la torre telegráfica.



Otra cosa que llama la atención es lo que queda de
la antigua torre de comunicaciones telegráficas que se
puede ver en el llamado cerro del Telégrafo como
familiarmente conocemos al cerro de Cabeza Mediana,
denominado también como Cerro del Cañal.

          

     En esta foto se ve una lancha en el arroyo Matalibrillo que tiene también su historia.


© 2006 - Antonio López Hurtado


Otro tema es el de las fuentes y manantiales que he visto en muchos lugares,
en el mismo pueblo y en sus campos y montes,
así como un gran número de pilones
donde poder abrevar el ganado, repartidos por prados y dehesas.




Además, cuando vas de paseo por algunos lugares y poniendo un poco de atención te puedes encontrar con otras cosas que pueden despertar tu curiosidad y si indagas un poco, puedes enterarte de hechos que ocurrieron hace años y que forman parte de la historia del pueblo.