En España hay más de 350 especies de aves, alrededor de 100 especies de mamíferos, cerca de 100 de reptiles y más de 3.000 especies de mariposas, con la particularidad de muchas de ellas son endémicas, es decir, solamente se dan en nuestra España.
Debemos cuidar y respetar el medio ambiente, ya que esas criaturas deben conservarse para gozo y deleite de todos, los que amamos la Naturaleza y los que no.Yo disfruto enormemente cuando me encuentro con algunos ejemplares, y recuerdo haber visto varias piaras de jabalíes con las crias paciendo en zonas del pueblo, ciervos con su espactacular cornamenta; a veces me he cruzado con zorros y nos hemos quedado quietos mirándonos el uno al otro y yo pensando casi en voz alta y diciendo : ¡ qué bonito eres, majete !, o ver a una culebra coronela y espantarse, querer escarpar por una zona arcillosa y resbalar, haste que consiguió irse, yo mirándola sin hacer ningún gesto para no presionarla, pero gozando de su presencia.
A veces he visto animales muertos, bien a causa de tendidos eléctricos o como en el caso de un ciervo, que debió saltar de noche una tapia, pero no apreció la valla metálica que había detrás y se quedó atrapado entre la tapia y la valla, boca arriba, muriendo, supongo, agotado al querer salir de allí.
Si pincháis aquí en fotos,  podéis ver algo que da pena, pero ahí están como testigo de estos hechos.

El día 2 de febrero de 2008, recibí un correo electrónico de una persona que vive en Moral, dándome cuenta de un hecho curioso relativo a un búho real. A finales de enero, creo que fue el día 29 de ese mes, se dio aviso a BRINZAL, organización para el cuidado, defensa y recuperación de aves rapaces nocturnas, de que había un búho real en el campanario de la torre de la iglesia. En la zona donde se encuentran las campanas hay una red para evitar que las palomas pasen al campanario y lo llenen de excrementos, pero esa red está con un agujero por el que se cuelan las palomas y el búho, que frecuentaba la zona para buscar comida, también pasó. Las palomas saben cómo salir, pero el búho no supo, así que se quedó encerrado. Una vez avisada esta organización, se hizo cargo del animal y lo llevó a su “hospital de búhos”, y trás hacerle un reconocimiento y comprobar que no le pasaba nada, lo soltaron esa misma semana en la Dehesa de Arriba, desde la cañada. Parece ser que este búho tiene su historia, pues fue robado de un nido en la provincia de Toledo, lo criaron en BRINZAL y lo soltaron hará un año en El Boalo y ahora aparece en la Iglesia de Moralzarzal.
La persona que me mandó el correo contándome esta curiosidad, me mandó también una foto que es la que veis aquí y el que avisó a la asociación BRIZNAL fue Sergio de Antonio Martín, amante de las aves y gran conocedor de ellas.




Unas líneas más arriba he dicho que encontré un ciervo muerto que quedó atrapado entre una alambrada y una tapia de piedra, y fue en agosto de 2007, pues en agosto de 2008, caminando por ese mismo lugar, a pocos metros de donde lo ví, encontré otro ciervo, éste estaba vivo, y era un varetón que sufrió un accidente al saltar una alambrada, y creo que por esa zona seguirán ocurriendo accidentes de ese tipo ya que los animales no entienden de trabas para pasar por el campo y van a los sitios donde encuentran mejor comida o agua para satisfacer sus necesidades. Si pincháis aquí podréis ver lo que sucedió.

Cuando se va recorriendo los campos del pueblo se descubren muchas cosas interesantes, cosas que no se ven normalmente ya que no se sale mucho al campo y cuando se sale no se presta atención, pero lo que relato en el siguiente enlace es lo que vi al pasar por unas charcas, la cópula del sapo corredor, y pinchando es este enlace se puede ver el desarrollo de esa especie de sapo.



A lo largo de la historia de la Humanidad, ha habido momentos en que los animales salvajes no eran respetados como ocurre actualmente con leyes que los protegen, es más en la Edad Media había leyes que permitían y alentaban a combatir a los animales que consideraban perjudiciales y contrarios a los intereses del hombre, y a esos animales se les consideraba como alimañas, es decir, animales dañinos para el ganado o para la caza menor, y a las personas que se dedicaban a cazarlos se les llamaba alimañeros, que según el diccionario de la Real Academia, alimañero es la persona o guarda empleado en la caza de alimañas.
El hombre, hasta hace apenas unos años siempre ha convivido con el resto de animales que habitan en la naturaleza, y cuando los recursos han sido limitados, la convivencia se ha visto alterada y la competencia ha sido muy fuerte, lo que ha planteado a lo largo de los tiempos un problema de coexistencia para el que antiguamente solo se veía como solución la muerte del rival, es decir el sacrificio de esa alimaña que satisfacía sus necesidades a costa de las del hombre e incluso del propio hombre, por lo que el matarlos no se entendía como una forma de cazar, sino que era una necesidad, y así es en 1542 cuando el rey Carlos I dictó la primera ley sobre caza de predadores (animal que mata a otros de distinta especie para comérselos) o alimañas, la cual daba facultad a los pueblos para ordenar la matanza de lobos, dar premio por cada animal muerto y hacer sobre ello las ordenanzas convenientes, lo que representaba un gran incentivo para que la población diese muerte al lobo que era considerado como el más perjudicial.
En 1795, el rey Carlos IV publicó una nueva ley con la que se ordenó el exterminio de lobos y zorros, y la recompensa por la batida de esas alimañas era de ocho ducados por cada lobo, 16 si era hembra, 24 si la apresaban con la camada y otros cuatro por cada lobezno, y es curioso que se cotizaba en esos tiempos más por un zorro que por un lobo, de manera que se pagaban 20 ducados por cada zorro, fuera macho o hembra, y ocho por cada cría. La lista de alimañas se amplió, incluyédose tejones, garduñas y gatos monteses, y a principios del siglo XX son incluidas las águilas reales e imperiales en la nueva Ley de Caza, la de 1902.
En nuestro pueblo tenemos ejemplos de estos hechos y así se ve en un acta de la sesión del Ayuntamiento celebrada el día 21 de abril de 1904 en la que consta que Matías Matellano presentó una reclamación para que se le abone como cazador el premio correspondiente por matar un águila y no justificando haberla matado en el término, se deniega.
Este hombre, Matías, cuyo nombre completo era Matías Matellano del Real, era natural de Colmenar Viejo y vecino de la cercana población de Cerceda, el cual se casó en nuestro pueblo en enero de 1906 con una mujer «cebollera» llamada María Prados Taillet, los cuales tuvieron descendencia en nuestro pueblo, y habitaban en la calle Becerril.
Es muy curioso el documento que se reproduce seguidamente fechado en el siglo XVIII, consistente en el pago de la recompensa, por parte del Ayuntamiento de Moralzarzal, a un cazador «alimañero» del pueblo, pero veamos el documento :

documento

Y lo que está ecrito en ese documento : Antonio Morales Mayordomo de los Prop.s deesta villa dara y pagara a Pantaleon Mrin. la cantidad de diez rr.s v.n por una Piel de Zorra q.e à presentado eneste Ayuntamiento, y sele avonan, segun Orden R. Cuya Cantidad con esta y recivo de dcho. Ynteresado se le avonara a dho, May.mo en su Quenta; Moral Zarzal y Septiembre 14 de 1794.

Es decir : Antonio Morales Mayordomo de los propios de esta Villa dará y pagará a Pantaleón Martín la cantidad de diez reales vellón por una piel de zorra que ha presentado en este Ayuntamiento, y se le abonan, segúnOrden R(eal)cuya cantidad con este y recibo de dicho interesado se le abonará a dicho Mayordomo en su cuenta; Moral Zarzal septiembre 14 de 1794.
El mayordomo de propios es el administrador de los caudales y propios de un pueblo, siendo los propios los bienes de un municipio o entidad local menor no afectos al uso común de los vecinos sino a producir rentas patrimoniales.
Investigando por la fecha que consta en el documento, los nombres de las personas que aparecen en él son Antonio Morales Estévez que es el mayordomo, Pantaleón Martín Fernández el alimañero, y los firmantes son Narciso Gómez Pérez, natural de Becerril de la Sierra pero vecino de Moralzarzal, casado con Manuela Bentura (sic) Martín Uzendo en 1777, Román Estébez (sic) Benito, casado con María Inés Martín Ramírez en 1788, Judas Tadeo Rubio Muñoz, hijo de José Rubio y Paula Muñoz, Pablo Morales y Juan Antonio Pérez del Castillo que estuvo casado dos veces ya que enviudó en 1775 de su primera mujer llamada Manuela Gómez Arias, y que fue secretario del Ayuntamiento en 1786 y alcalde ordinario en 1788, todos «cebolleros» a excepción del mencionado Narciso; y de Pablo Morales no hay datos.

En el Catastro del marqués de la Ensenada, se puede ver que en la respuesta a la pregunta 25 que pedía que
Qué gastos debe satisfacer el Comun, como Salario de Justicia, y Regidores, Fiestas de Corpus, ú otras : Empedrado, Fuentes, Sirvientes, &c. de que se deberá pedir Relacion authentica.
Moralzarzal contesta y se ven datos de lo que se pagaba a los alimañeros, mostrándose seguidamente lo que pone en ella, pudiéndose leer entre otras cosas :
de Verederos Ciento y quarenta delo que se da a Cazadores de Animales Nozibos. Cinquenta: de salarios del ...

documento

Es decir que ya en medio del siglo XVIII se remuneraba a los que cazaban alimañas (animales nocivos) en nuestro pueblo, según ese documento de 1752, que eran cincuenta reales de vellón y lo mismo sucedía en otros muchos pueblos de España, y en nuestro entorno, Guadarrama dice que pagaba 55 reales, Navacerrada 44, Becerril da a los cazadores de animales nocivos 60, Cerceda 25, de Collado VillabaAlpedrete menciona a los loberos, de Hoyo de Manzanares se escribe de cazadores de lobos y otros, y de la contestación de Manzanares se ve que pone que se paga a los loberos que suelen coger camadas, 50 reales.


El hombre ha utilizado métodos para atrapar animales y se las ha ingeniado a lo largo de su historia de manera que pudiera cazar, sin estar presente, mediante el uso de lazos, trampas y cepos.
El lazo normalmente es un dispositivo de hilos de alambre retorcido, con un nudo corredizo que, asegurado en el suelo con una estaquilla, sirve para coger conejos. Esos artilugios los colocaba en zonas de paso de los animales a cazar y los lazos los situaba en huecos de tapias y sujetos a alguna piedra de la misma, por donde los conejos pasaban de una zona a otra, y al pasar eran atrapados de modo que cuanto más empujaban (pretendiendo escapar), el lazo se cerraba más y dejaba al animal atrapado, como se puede ver en una de las fotos que se muestran seguidamente. El lazo que se expone está hecho en tiempos recientes pues se usó cable de hilos de acero utilizado en los frenos de bicicletas y además se usó una clema, pieza utilizada en el empalme de conductores eléctricos, de manera que una de las partes de esa clema sujetaba el cable con los tornillos que tiene haciendo un bucle por donde pasaba el resto del cable, que se desplazaba de manera que se formaba un lazo corredizo.
Así vi yo a un zorro atrapado en una tapia de un prado que hay subiendo al Cero del telégrafo y el animal empujaba para zafarse pero acabó extrangulándose y muerto con la boca abierta.
El cepo es un artefacto de distintas formas y mecanismos que sirve para cazar animales mediante un dispositivo que se cierra aprisionando al animal cuando este lo toca. Se muestra en la foto de la derecha de las que siguen, un cepo usado para pillar conejos, de modo que cuando el conejo lo pisa, se cierra automáticamente y deja al animal atrapado ya que el cepo se ponía asegurado en el suelo con un hierro o una estaquilla.

lazo corredizo cepo para conejos

Afortunadamente para los animales, en los lugares donde he visto estas trampas y de las que obtuve esos documentos gáficos, así como el que pilló al zorro mencionado aquí arriba, no he vuelto a ver ninguno de esos artilugios usados para atrapar animales, que morían de una forma que da un poco de vergüenza pensar hoy día y que los hacía sufrir bastante hasta que morían.

Para darnos una ligera idea de la fauna que tenemos en el término de Moralzarzal, podremos ver :

mamíferos :

como zorros, gatos monteses, comadrejas, conejos, liebres, erizos, ardillas, topos, murciélagos, topillos, ratones, tejones, corzos, jabalíes, ciervos, etc...

Hace unos cuantos años se criaba bastante ganado vacuno, tanto para producción de carne como de leche y además había necesidad de su uso para transporte con tracción animal, empleándose aproximadamente la mitad de las reses vacunas para tiro de los carros y carretas. También se criaban ovejas y cabras, y gracias a los pastores se conservaban los manantiales ya que los limpiaban para poder beber ellos y el ganado.



anfibios :

la rana común, sapo común, rana patilarga, sapo partero, gallipato, tritón, etc.



reptiles :

eslizón, salamanquesa, lagartija colirroja, lagartija roquera, lagartija cenicienta, lagartija ibérica, lagartija colilarga, lagarto ocelado, lagarto verdinegro, culebra de escalera, culebra lisa meridional, culebra de cogulla, culebra viperina, víbora y culebra bastarda.



aves :

el pito real, pico carpintero, cogujada, mito, agateador común, paloma torcaz, paloma bravía, ruiseñor, verdecillo, verderón, carbonero, rabilargo o azulón, jilguero, pardillo, abubilla, cuervo, chova, golondrina, vencejo, avión, águila real, águila imperial, milano, cernícalo, abejaruco, colirrojo, estornino, petirrojo, mirlo, gorrión, mochuelo, lechuza, buho real, perdiz, andarrios, ánade real, etc...




arácnidos:

araña de la Cruz, araña lobo, alacrán o escorpión amarillo, tarántula, ácaros, etc...



Y ahora vamos a ver una colección de fotos de los animales más corrientes que podemos encontrar por los campos del pueblo, de acuerdo a la siguiente divisón.

(pincha en cada una de las fotos siguientes y verás las fotos del tema correspondiente)


 mamíferos  anfibios  reptiles  aves  insectos  arácnidos
mamíferos anfibios reptiles aves insectos arácnidos



En esta parte de mi página web dedicada al tema de la fauna del pueblo, aparte de dar una breve relación sobre los animales que se pueden contemplar en sus campos y una serie de fotografías de los que he tenido la suerte de captar en la cámara, quiero dedicar un apartado a un tema que está ligado también con la flora, y es el del mundo de las abejas y el oficio de apicultor.


 abeja libando en una flor
Apicultura tradicional

En esta apartado se describe brevemente una tradición de las que todavía se conservan en el pueblo.



© 2006 - Antonio López Hurtado